Cargando Eventos

« Todos los Eventos

  • Este evento ha pasado.

San Pascual Bailón – 17 mayo

17 mayo, 2017

San Pascual Bailón

San Pascual Bailón

Biografía




San Pascual Baylón Yubero fue un fraile franciscano. El santo del día 17 de mayo es patrono de las cocineras, las obras, asociaciones, congresos eucarísticos y de la diócesis de Segorbe-Castellón. Aquí su vida completa:

San Pascual, hijo de padres campesinos nació en Torre Hermosa, en las fronteras de Castilla y Aragón, España, el día de Pentecostés (por esa razón lo llamaron Pascual)del año 1540 , al fin de la Pascua.  Fue el segundo de seis hermanos.

Niñez

En su niñez empezó a trabajar a la edad de 7 años como pastor de ovejas, oficio que realizó hasta los 24 años.

Pascual tenía un especial amor por la Eucaristía, por lo cual, el dueño del rebaño decía que el mejor regalo que podía ofrecerle al niño era permitirle asistir algún día entre semana a la Santa Misa. Desde los campos donde cuidaba las ovejas de su patrón, alcanzaba a ver la torre del pueblo y de vez en cuando se arrodillaba a adorar el Santísimo Sacramento, desde esas lejanías. En esos tiempos se acostumbraba que al elevar la Hostia el sacerdote en la Misa, se diera un toque de campanas. Cuando el pequeño Pascual oía la campana, se arrodillaba allá en su campo, mirando hacia el templo y adoraba a Jesucristo presente en la Santa Hostia.

Se cuenta que un día mientras el sacerdote consagraba, otros pastores le oyeron gritar: «¡Ahí viene!, ¡allí está!». Cayendo de rodillas. El santo pastor explico que había visto a Jesús venir en aquel momento. A San Pascual Bailón se le apareció el Señor en varias ocasiones en forma de viril o de estrella luminosa.

Desde pequeño el santo hacía duras penitencias y mortificaciones, como andar descalzo por caminos pedregosos. Era tan justo y bueno que cuando alguna de las ovejas se pasaba al potrero del vecino, le pagaba a este el pasto que la oveja se había comido con el escaso sueldo que le pagaban.

Vida religiosa

A los 24 años pidió ser admitido como hermano religioso entre los franciscanos. Al principio, por su poca instrucción y educación le negaron la aceptación, pues apenas había aprendido a leer. Aunque nunca se formo intelectualmente, el único libro que leía era el devocionario, el cual llevaba siempre mientras pastoreaba sus ovejas, ya que allí le gustaba leer especialmente las oraciones a Jesús Sacramentado y a la Santísima Virgen.

Sin embargo lo aceptaron por su gran espíritu y como religioso franciscano sus oficios fueron siempre los más humildes como portero, cocinero, mandadero, barrendero.

Su tiempo libre lo dedicaba a la adoración Eucarística, de rodillas con los brazos en cruz. Por las noches pasaba horas ante el Santísimo Sacramento. Continuaba su adoración tarde en la noche y por la madrugada estaba en la capilla antes que los demás. Cuando los demás se iban a dormir, él se quedaba rezando ante el altar y por la madrugada, varias horas antes de que los demás religiosos llegaran a la capilla a orar, ya estaba allí el hermano Pascual adorando el Santísimo.

Como buen santo, siempre estaba alegre, pero se sentía aún más contento cuando ayudaba en la Santa Misa o cuando podía pasar el tiempo orando ante el Sagrario del altar. Al llegar a un pueblo iba primero a la iglesia y allí se quedaba por un buen tiempo de rodillas adorando a Jesús Sacramentado.

San Pascual Bailón compuso varias oraciones muy hermosas al Santísimo Sacramento. El Arzobispo San Luis de Rivera al leerlas exclamó admirado: «Estas almas sencillas sí que se ganan los mejores puestos en el cielo. Nuestras sabidurías humanas valen poco si se comparan con la sabiduría divina que Dios concede a los humildes».

Últimos años

Sus superiores franciscanos lo enviaron a Francia a llevar una carta al general de la orden. Pascual tenía que atravesar caminos llenos de protestantes calvinistas. Un día un hereje le preguntó: «¿Dónde está Dios?». Y él respondió: «Dios está en el cielo», y el calvinista se marchó. Después el santo fraile reflexionó así: «¡Oh, me perdí la ocasión de haber muerto mártir por Nuestro Señor! Si le hubiera dicho que Dios está en la Santa Hostia en la Eucaristía me habrían matado y sería mártir. Pero no fui digno de ese honor».

Cuando llegó descalzo a Francia, con una túnica vieja y remendada, un grupo de protestantes  lo rodearon y lo desafiaron a que les probara que Jesús sí está en la Eucaristía. Como sabemos Pascual jamás había hecho estudios y apenas sabía leer y escribir… pero les contestó tan bien y tan profundo de la presencia de Jesús en la Eucaristía, que los demás no fueron capaces de contestarle, pero sin embargo lo apedrearon. Esto nos hace ver que tenía el don de ciencia infusa. Sus maestros se quedaban asombrados de la precisión con que respondía a las mas difíciles preguntas de teología.

San Pascual Bailón era famoso por sus milagros y su don para llevar las almas a Cristo. Martín Crespo relató como el santo le había librado de su determinación de vengarse de los asesinos de su padre habiendo escuchado el viernes santo el sermón sobre la pasión, sus amigos le exhortaban a perdonar. El se mantenía inmovible. Entonces Pascual lo tomó del brazo, lo llevó a un lado y le dijo: «Mi hijo, ¿No acabas de ver la representación de la pasión de Nuestro Señor?». «Entonces -escribe Martín- con una mirada que penetró mi alma me dijo: «Por el amor de Jesús Crucificado, mi hijo, perdónalos».
«Si, Padre», contesté, bajando mi cabeza y llorando. «Por el amor de Dios yo los perdono con todo mi corazón» Ya no me sentí la misma persona»

Este gran santo además destacó por su humildad y amor a los pobres y afligidos. Era famoso por sus milagros y su don para llevar las almas a Cristo.

Pascual murió en la fiesta de Pentecostés de 1592, el 17 de mayo. Cuando estaba moribundo oyó una campana y preguntó: «¿De qué se trata?». «Están en la elevación en la Santa Misa». «¡Ah que hermoso momento!», y murió santamente en aquel preciso momento.

Después durante su funeral, tenían el ataúd descubierto, y en el momento de la elevación de la Santa Hostia en la misa, los presentes vieron con admiración que abría y cerraba por dos veces sus ojos. Hasta su cadáver quería adorar a Cristo en la Eucaristía. Los que lo querían ver eran tantos, que su cadáver lo tuvieron expuesto a la veneración del público por tres días seguidos.

Fue declarado santo el 16 de octubre del año 1690 por el papa Alejandro VIII. Es el santo del día 17 de mayo.

Oración a San Pascual Bailon

Jesucristo, Señor y Salvador Nuestro, que dijiste a tus apóstoles:

«Todo lo que en mi nombre pidáis, lo haré»,

invocamos tu clemencia, y por tu santo nombre de Jesús y por tu preciosa sangre que por nosotros derramaste en tu pasión y por las lágrimas que derramó tu Santa e Inmaculada Madre,

yo te pido, con la poderosa intercesión de San Pascual Bailón, que me ayudes a encontrar la vivienda que deseo,

e igualmente te suplico para todos aquellos que están sin techo o que tienen problemas con la vivienda.

San Pascual Bailón, modelo de humildad y cristianismo, confío plenamente en tu valiosa mediación ante Dios y la Santísima Virgen para que mi pedido sea concedido.

Que así sea.

Detalles

Fecha:
17 mayo, 2017
Categoría del Evento:

Local

Recinto sin nombre
Villareal, España + Google Map