Cargando Eventos

« Todos los Eventos

  • Este evento ha pasado.

San Juan XXIII – 3 junio

3 junio, 2017

San Juan XXIII Papa bueno foto imagen biografia

San Juan XXIII

Biografía




San Juan XXIII fue papa numero 261º de la Iglesia Católica. Es recordado también con el nombre de «Papa bueno». Fue beatificato por el papa San Juan Pablo II el 3 septiembre del año 2000 y fue canonizado el 27 de abril del 2014 por el Papa Francisco junto a San Juan Pablo II. Es el santo del día 11 de octubre y 3 de junio. Lee su vida completa:

Giuseppe Angelo Roncalli, cual era su nombre de bautismo, nació en Sotto il Monte, un pequeño barrio de Bérgamo, Italia, el 25 de noviembre del año 1881, siendo el hijo de pobres aparceros que lo bautizaron el día mismo de su nacimiento en la Iglesia de Santa María; la misma en dónde se ordenó sacerdote y habría celebrado su primera Misa, el 15 de agosto de 1905, en la fiesta de la Asunción. Angelo fue muy inteligente y acabó la escuela muy rápido, tanto que fue el más joven de su clase en el seminario. A los 19 años completó los cursos, pero por la ley eclesiástica no pudo ser ordenado sacerdote antes de los 24 años, así fue mandado a Roma para licenciarse en la Universidad Gregoriana. Cuando al fin fue ordenado sacerdote, se quedó por quince años en Bérgamo como secretario del obispo y profesor del seminario. Al estallido de la primera guerra mundial fue llamado a la batalla como capellán militar. En el  año 1921 el santo fue a Roma y, sucesivamente, fue mandado a Bulgaria y Turquía como visitador apostólico: así inició su carrera diplomática. Nombrado Nuncio en París en el 1944, se convierte en el Patriarca de Venecia en el año 1953.

A los entonces 77 años y ya hizo su testamento. Quiso ser enterrado en Venecia y se hizo construir la tumba, en la cripta de San Marcos. Era normal que ya creyera pendiente su despedida del mundo. Pero los caminos de Dios son a menudo imprevisibles. El 28 de octubre de 1958 cuando él era entonces cardenal y patriarca de Venecia, fue elejido como sucesor de Pío XII, y muchos quedaron sorprendidos. ¿Habría tenido que ser un anciano quien lleve a la Iglesia? Pronto los periódicos «El papa campesino» por el pasado de su pobre familia. Pero Juan XXIII, nombre que el santo eligió, en el año 1959, un año solamente después de su elección, anunció el Concilio Vaticano II. Un importante acontecimiento, destinado a cambiar el rostro de la Iglesia en algunas cosas.

Después del Santa Misa, nada fue para él más importante que el Rosario. Cada día lo recitaba entero, meditando sobre cada misterio. «Soy entusiasta él dijo – de esta devoción, sobre todo cuando es entendida y aprendida bien. El verdadero Rosario es el llamado Rosario meditado. ¡Cuánto dulzura y cuánto fuerza hay en esta oración!». Era muy devoto de la Virgen a quien respetaba mucho, uno de sus secretos de santidad. El Papa Juan XXIII deseaba que el Rosario fuera recitado cadanoche en casa, en las familias, en cada lugar de la tierra.

El 23 de mayo de 1963 se anunció públicamente la enfermedad del papa: cáncer de estómago que, según su secretario Loris Francesco Capovilla, le fue diagnosticado en septiembre de 1962. El papa no quiso dejarse operar temiendo que el rumbo del Concilio se desviara de lo estipulado.

Al fin, después de sufrir esa grave enfermedad, el papa Juan XXIII murió en Roma el 3 de junio de 1963, hacia las dos y cincuenta. Finalizó sus días sin ver concluida su obra mayor, a la que él mismo consideró «la puesta al día de la Iglesia». En la memoria de muchos, el papa Juan XXIII ha quedado como «el papa bueno» o como «el papa más amado de la historia».

Pablo VI, sucesor de Juan XXIII en el pontificado, inició su proceso de canonización en 1965, luego de la clausura del Concilio Vaticano II. Juan XXIII fue beatificado por Juan Pablo II el 3 de septiembre de 2000, junto con el papa Pío IX. Su fiesta litúrgica quedó fijada el 11 de octubre, día de la apertura del Concilio Vaticano II.

Su pueblo natal es actualmente un lugar de peregrinación. Se lo imaginaba como un papa de transición, que sería pasado de prisa, pronto olvidado, pero no ha sido así. Por la gracia providencial de Dios fue y es muy apreciado por todos. Fue un papa que promovió la paz, el diálogo y la caridad activa haciendo sentir amigos de Dios a toda la gente. Su espiritualidad tenía su raíz en su amor por la Santa Virgen María, a quién confiaba en su intercesión.

También el milagro, la curación «clínicamente inexplicable» de una monja enferma de cáncer, es la razón por la que fue elevado a los altares. La hermana Caterina Capitani, de las Hijas de la Caridad, estuvo enferma de un tumor al estómago que la tuvo al borde de la muerte.El Papa Juan XXIII murió solo tres años antes y la monja con las otras hermanas pidieron por su inteserción con grande insistencia y confianza. Aquel día, fue el 25 de mayo de 1966, el «Papa bueno» se le apareció y le dijo de no debía temer, porque ya habría sido curada, añadiendo: .»  Este milagro me lo sacaron del corazón.» Antes de desaparecer le hizo una gran recomendación: de siempre rezar el rosario. Fue su idea fija durante toda su vida, fue el secreto de su santidad.

San Juan XXIII es el santo del día 11 de octubre y 3 de junio.

Detalles

Fecha:
3 junio, 2017

Local

Recinto sin nombre
Bergamo, Italia + Google Map