Cargando Eventos

« Todos los Eventos

  • Este evento ha pasado.

San Francisco Caracciolo – 4 junio

4 junio, 2017

San Francisco Caracciolo Francesco foto imagen santo del dia 4 de junio

San Francisco Caracciolo

Biografía




San Francisco Caracciolo nació el 13 de octubre del año 1563 en Villa Santa Maria, Italia, de la noble y rica familia de los Caracciolo, familia famosa en la historia por los cardenales y obispos de la Iglesia, los guerreros y los gobernadores de su patria. Desde pequeño, Ascanio (nombre de bautismo de Francisco) se sentía atraído hacia la Eucaristía y tenía una tierna devoción a la Santa Virgen María, a quién honraba recitando la oración del rosario y ayunando rigurosamente cada sábado.

De joven tenía una gran caridad hacia los pobres por los que pedía ayuda a su padre, y a los que también les llevaba sus mejores alimentos. A los 22 años fue golpeado por una grave elefantiasis que le estropeó todo el cuerpo. Decidió que no quería la vanidad de los bienes terrenales, por lo cual él se propuso dejar todos sus bienes si el se curaba. Su voto fue cumplido. Después de haber distribuido a los pobres todo lo que tenía, se fue a caballo a Nápoles, para estudia teología. En los tiempos libres, vestido con el traje eclesiástico, visitó las iglesias concurridas, para darse más fácilmente a la oración. Fue ordenado sacerdote a los 24 años. Aún muy joven, el santo ejerció enseguida el sagrado ministerio entre los presos de las prisiones y los enfermos en los hospitales. Sanó a mucha gente con tan solo hacerles el signo de la cruz en la frente, y cuando alguno le agradecía, el respondía que le tenía que agradecer a Dios y no a él. Cuando escribía una carta firmaba habitualmente como: Francisco pecador.

Hacia el año 1588 un aristócrata genovés, Don Agostino Adorno y Don Fabricio Caracciolo, abad de Santa Maria Maggiore de Nápoles, lo eligió como compañero para la fundación de la orden de los Clérigos Regulares Menores, también conocidos como los caracciolini. Sus objetivos eran hacer escuelas para la educación de la juventud y eremitorios para los miembros que preferían una vida contemplativa. Mientras ellos esperaron la aprobación por parte del papa Sixto V, el santo se fue de peregrinación de una basílica a otra, limosneando en las puertas de los conventos y durmiendo con leprosos en la portería de los Capuchinos.

Por su gran devoción a San Francisco de Asis, el santo cambio su nombre de bautismo que era Ascanio por el nombre de Francisco (Francesco en italiano). Muy pronto se les sumaron numerosos sacerdotes a la orden que tenía como un fuerte la adoración perpetua a turno del Santísimo Sacramento. Su primera sede en Nápoles fue la iglesia parroquial de la Misericordia.

Él aristócrata genovés, Don Agostino Adorno, que tenía importantes asuntos que regular en España, dónde había sido embajador extraordinario de su República, quiso llevarse consigo a Francisco en el año 1589, en el intento de establecer la orden en la península Ibérica. La estadía en Madrid no llevó a nada. Sin embargo tiempo después fundó también casas en Madrid, Valladolid y Alcalá en España.

Vueltos después un año a su patria, Francisco se enfermó gravemente, y Don Agostino murió en el año 1591, después de haber trasladado la orden a la iglesia de Santa Maria Maggiore en Nápoles y haber hecho confirmarla por parte del papa Gregorio XIV. Por esto San Francisco Caracciolo fue nombrado como superior general de la Congregación.

En 1607 renunció a todos sus cargos y se dedicó a la oración y a la meditación. En su habitación, en Nápoles lo encontraron varias veces en el suelo, con los brazos en cruz, en éxtasis, orando y mirando al crucifijo absorto.

Las personas lo llamaban «El predicador del amor de Dios» porque predicaba constantemente la misericordia que Dios tiene con los pecadores. Además era fiel devoto de la Santísima Virgen.

Comenzó a sentirse enfermo el 1 de Junio, esto hizo que le mandara una carta a sus hermanos pidiéndoles que sean fieles a la regla. Luego de comulgar y recibir los sacramentos exclamaba «Vámonos, vámonos». Uno de los presente le preguntó: – ¿A donde quieres ir Padre Francisco?» y él respondió: «¡Al cielo, al cielo!.

Murió el 4 de junio del año 1608. Tenía apenas 44 años. Su cuerpo, después de muerto despedía suaves fragancias que por tres días llenaron aquel recinto. Fue canonizado en 1807. San Francisco Caracciolo es el santo del día 4 de junio.

Detalles

Fecha:
4 junio, 2017
Categoría del Evento:

Local

Recinto sin nombre
Nápoles, Italia + Google Map