Comentario del Evangelio, San Mateo 9,9-13 CATOLICO

El comentario del Evangelio según san Mateo 9, 9-13.

1091

El Santo Evangelio de este día nos cuenta la vocación de san Mateo, apóstol.

Él era un cobrador de impuesto que, al ver pasar a Jesús, sintió que su voz que le dice: “Sígueme” y, entonces, dejando todo lo sigue.

Mateo era un cobrador de impuestos, lo que era considerado, por los judíos un trabajo traidor y pecador.

El Señor a todos nos llama, y su llamado es poderoso, tanto como para sacar de cualquier oscuridad al que ponga de sí mismo la disposición para recibir esta gracia: Dejar todo y seguirlo.

Es por eso que, ya en casa de Mateo, responde a los que se escandalizan de su cercanía a personas que rompen con los estándares de los fariseos:

“No necesitan médico los sanos sino los enfermos; no he venido a llamar a justos, sino a pecadores”.

También te puede interesar: La coronilla al Sagrado Corazón de Jesús

Él llama a Mateo, como hace con nosotros, con todo el amor y misericordia de su corazón para ser uno de sus discípulos.

Es que la gracia de Dios es un don interno, sobrenatural, que se nos da, sin ningún merecimiento nuestro, por los méritos de Jesucristo, en orden a la vida eterna.

El secreto para saber responder al llamado del Señor es orar mucho y entender como funciona el juego entre Gracia Divina, y la libertad nuestra que Dios siempre respeta.

La Gracia Divina es un don sobrenatural que ilumina nuestro entendimiento y mueve y conforta nuestra voluntad para que obremos el bien y nos abstengamos del mal.

Pero nosotros podemos resistir a la gracia de Dios, porque no destruye nuestro libre albedrío.

Pidamos al Señor nos refuerce su Gracia, para que podamos responder a su llamado como hizo San Mateo, dejando todo y siguiéndolo sin condiciones.