Comentario del Evangelio, San Juan 20,24-29 CATOLICO

1117

Santo Tomás, apóstol

Hoy la Iglesia celebra al apóstol Tomás, uno de los Doce, llamado el Mellizo.

Los Apóstoles fueron discípulos de Jesucristo, escogidos por El para que fuesen testigos de su predicación y de sus milagros, depositarios de su doctrina, investidos de su autoridad y enviados para anunciar el Evangelio a todas las gentes.

El fruto de la predicación de los Apóstoles fue la destrucción de la idolatría y el establecimiento de la religión cristiana.

Los Apóstoles persuadieron a las naciones que abrazasen la religión cristiana confirmando la divinidad de la doctrina que predicaban con la fuerza de los milagros, con la santidad de la vida, con la constancia en los padecimientos y con dar por ella su misma vida.

El Apóstol Tomás nos hace examinar nuestra fe viendo como frente a su duda el Señor lo reprende, y luego de ver, se convierte:

Dice Jesús Resucitado a Tomás:

“Acerca aquí tu dedo y mira mis manos; trae tu mano y métela en mi costado, y no seas incrédulo sino creyente”.

Tomás le contestó:

“Señor mío y Dios mío”.

Dice Jesús: “Porque me has visto has creído. Dichosos los que no han visto y han creído”.

También te puede interesar: Oración para cortar con el mal

De los Santos Apóstoles hemos de aprender:

1°, a conformar las acciones de nuestra vida con las máximas del Evangelio;

2°, a instruir con santo celo y constancia en la doctrina de Jesucristo a los que lo necesitaran (En el caso de Tomás, aún llevando el dedo de los prójimos a las llagas de Cristo, para que comprueben ellos mismos que el Señor ha resucitado);

3°, a sufrir de buena gana cualquier trabajo por amor del santo Nombre de Jesús.

En las fiestas de los Apóstoles debemos:

1 °, dar gracias al Señor por habernos llamado por su medio a la fe;

2 °, pedirle la gracia de conservar una fe inviolable por su intercesión;

3.°, rogarle que proteja a la Iglesia contra sus enemigos y le dé Pastores que sean dignos sucesores de los Santos Apóstoles.

Pidamos al Señor que nos aumente nuestra fe, esperanza y caridad para que seamos dignos de recibir tales bendiciones y así ser testigo de la esperanza cristiana.

1 Comentario

  1. agradezco al Padre Daniel le pido me acompañe a rezar por la Unidad en la Iglesia y por la Patria.Parece que los cristianos no confiamos en la fuerza de la oración comunitaria!.Gracias padre!

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here