Comentario del Evangelio, San Juan 21,1-19 CATOLICO

1192

Hoy nos encontramos en el Santo Evangelio un diálogo profundo y muy significativo para la vida de la Iglesia, que se da entre el Señor Jesús y el apóstol Pedro después de la Resurrección.

El Señor le pregunta tres veces: «Simón, hijo de Juan ¿Me amas?». Y, en la tercera respuesta, Pedro dice: «Sí Señor, tú sabes todo. Tu sabes que te quiero».

Estas palabras de Pedro son su reconciliación con el Señor al que ha negado tres veces.

Ahora, reafirma que lo ama y profundizan su amistad con Él, con reconocimiento de su infidelidad. Jesús lo perdona y reafirma la confianza en Simón Pedro.

También estas palabras van dirigidas a nosotros. Jesús se acerca a cada uno, pregunta y espera una respuesta que reafirme el amor.

Ciertamente, muchas veces, negamos el amor de Dios por cobardía lo callamos, por temor o vergüenza. Sin embargo, Él sigue confiando en nosotros y nos extiende su mano.

También te puede interesar: 10 secretos de la Madre Teresa

 

El Señor confía siempre porque ama y, por eso, vuelve a animarnos como a Pedro, dándonos la fortaleza de su cercanía.

Para este encuentro con Dios, es necesario reconocer que no hemos sabido amar a Dios, que no hemos sido fieles en nuestra imitación de Cristo y de sus obras que conocemos por el Evangelio.

Debemos dar gracias a Dios por todo, empezando por el simple hecho de la vida y de la vida del Espíritu que nos es donado en el bautismo. Es que ser Cristianos es un don enteramente gratuito de Dios nuestro Señor, que no hemos podido merecer.

La vida de Sacramentos, la buena formación en la doctrina católica y los principios de la fe, así como, y especialmente la oración frecuente, nos ayudarán a dar nuestro Sí al Señor de manera concreta, evangelizando con la palabra y con el ejemplo. Qué el Padre del Cielo nos conceda esta gracia!

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here