Comentario del Evangelio, San Juan 15: 12-17 CATOLICO

1259

“Este es mi mandamiento: que se amen los unos a los otros como yo los he amado”.

Así comienza el Santo Evangelio de hoy y, a continuación, les dice: “Nadie tiene mayor amor que el que da su vida por sus amigos. Ustedes son mis amigos, si hacéis lo que yo les mando”.

El Señor nos enseña que es el verdadero amor y la verdadera amistad. Amor y amistad es entrega que se manifiesta en servicio al prójimo, y fundamentalmente es hacerse amigo de Jesucristo, haciendo lo que Él nos manda, sabiendo que todo lo que el Señor manda, lo hace por nuestro bien.

Ser amigos de Cristo, es creer en los 12 artículos de fe que rezamos en el Credo. Es poner en práctica los 10 mandamientos y hacerlo de corazón y de buena gana, y en fin, es mediante un largo camino, fortalecidos por los 7 sacramentos, llegar al encuentro de Dios Trino real y objetivamente vivo y presente entre nosotros.

También te puede interesar: Oración a María Virgen Poderosa

Es que ese amor que significa amistad y sacrificio, es un amor tan grande que se nos ofrece cada día en Jesús Eucaristía:

“Jesús se ofrece por nosotros al Padre, para que también nosotros podamos unirnos a Él, ofreciendo a Dios nuestra vida, nuestro trabajo, nuestras alegrías y nuestras penas…, ofrecerlo todo en sacrificio espiritual”.

Este compromiso propuesto a todo cristiano implica salir de nosotros para fijarnos en nuestro prójimo. Cristo nos llama a amarlos desinteresadamente, a quererlos, a saberlos nuestros amigos con paciencia, cariño, comprensión.

Jesús nos ha contado los secretos de su corazón y nos ha elegido como amigos. Con su amor nuestra vida es fecunda en el amor.