Comentario del evangelio, San Juan 14,21-26 CATOLICO

1306

El Evangelio de este día comienzo con el pedido que Jesús nos hace a cada uno de buscar hacer la voluntad del Padre. No es una petición o sugerencia más: cuando oren, nos dice, digan: Padre hágase tu voluntad en la tierra como en el cielo.

El buscar hacer la voluntad de Dios es el camino que Jesús hace efectivo en su vida. No se trata de una obediencia ciega, la suya es fruto del amor.

Es decir, obedece eficazmente al Padre como muestra de su amor, pues si no lo amase no tendría la fuerza para obedecerlo.

También te puede interesar: El Padre Nuestro explicado

El amor es la única fuerza capaz de movernos sobrenaturalmente como cristianos. Buscamos la voluntad de Dios porque sabemos que es nuestro Padre Bueno y que siempre y sabiamente quiere lo mejor para cada uno. Considerarlo así da paz y seguridad interior.

El cumplimiento de la voluntad de Dios es operativo. Es un buscar identificar la vida personal con la del Amado:

Todo aquel que ama, vive según el Evangelio; el que no ama no puede cumplir los preceptos de Cristo, ni siquiera conoce a Dios, puesto que Dios es amor.

3 Comentarios

    • Estimado Leonardo, seguir la voluntad de Dios es un acto de amor interior, de querer decir si al llamado amoroso del Señor que nos llama a ser Santos, imitándo su camino en la tierra, y confiando en su misericordia para levantarnos de las caídas que nuestra debilidad nos pueda deparar.

      Bendiciones

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here