Comentario del Evangelio, San Juan 21: 1-14 CATOLICO

El comentario del padre Daniel al Santo Evangelio según san Juan 21, 1-14.

1221

Octava de Pascua

Buenos días.

El Señor se sigue apareciendo resucitado a los suyos ¡Qué alegría enorme tendrían los Apóstoles!

Cada encuentro dominical con el Salvador era causa de gozosa esperanza, fortalecimiento en la fe y crecimiento del amor: ese fue el método que uso el Señor para convertir a los suyos en discípulos misioneros.

La fe, esperanza y caridad crecen al ritmo del encuentro con Cristo.

Ellos, los apóstoles hablaron, comieron y convivieron con el Resucitado.

Ese cara a cara, cercanía que para nosotros se llama oración y eucaristía, es el punto basal que convierte la vida del discípulo en testimonio de la de Cristo.

También te puede interesar: Oración de sanación al Sagrado Corazón de Jesús.

Recordémoslo bien todos: no se puede anunciar el Evangelio de Jesús sin el testimonio concreto de la vida. Quien nos escucha y nos ve, debe poder leer en nuestros actos eso mismo que oye en nuestros labios, y dar gloria a Dios”.

El llevar a Cristo en nuestras vidas es lo que nos define como cristianos, de lo contrario cuando hay incoherencia entre lo que se dice y lo que se hace, lo que hay es falso testimonio de fe que mina no sólo la fe personal, sino también la credibilidad de la misma Iglesia.

El Evangelio de hoy subraya que los discípulos no se atrevían a preguntarle quién era, porque sabían bien que era el Señor.

Este es un punto importante para nosotros: vivir una relación intensa con Jesús, una intimidad de diálogo y de vida, de tal manera que lo reconozcamos como el Señor” que da sentido a la nuestra vida.

Bendiciones.

4 Comentarios

  1. Excelente gracias por mantener viva en nosotros la llama de la fe. Dios les bendiga !

Comments are closed.