Comentario del Evangelio, San Marcos 12: 28b-34 CATOLICO

1534

El Evangelio de San Marcos nos recuerda los mandamientos que sustentan toda la ley:

Escucha, Israel: El Señor, nuestro Dios, es el único Señor, y amarás al Señor, tu Dios, con todo tu corazón, con toda tu alma, con toda tu mente y con todas tus fuerzas.

El segundo es: Amarás a tu prójimo como a ti mismo.»

Amar a Dios y al prójimo es la clave de la Buena Nueva, pero el amor no es igual al saber intelectual porque “¡Dios es amor! Y sólo por el camino del amor puedes conocer a Dios. Amor razonable, acompañado de la razón. ¡Pero amor!”.

El amor es una realidad tangible y no una entelequia: el amor a Dios supone y propone la respuesta de nuestro amor: nos ha dicho que quien hace cada vez que tenemos con los demás un detalle de caridad y amor, lo hacemos con Él.

También te puede interesar: Oración a San Gabriel Arcángel

Tenemos que pedir la gracia de llenarnos completamente del amor de Dios sirviendo con amor a los hermanos, así es como nos llenamos de Dios.

Bendiciones.

2 Comentarios

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here