ORACIÓN EN LAS DIFICULTADES PARA LLAMAR A DIOS Y BENDECIRLO

2478
oración para Bendecir y llamar a Dios

Bendito para siempre sea tu Nombre, Señor, que permitiste que venga sobre mí esta tentación y aflicción. No puedo huir de ella sino que tengo necesidad de refugiarme en Ti para que me ayudes y la conviertas en bien para mí.

Señor, ahora estoy perturbado y no le va bien a mi corazón sino que me atormenta mucho esta pasión. Y ahora, Padre querido, ¿qué voy a decir?:

Me siento atrapado por la angustia. Sálvame de éste momento (Jn 12,27). Pero he llegado a esta situación para que Tú seas reconocido cuando yo esté más humillado y sea liberado por Ti.

Complácete, Señor, en liberarme porque, pobre de mí, ¿qué podré hacer?; ¿a dónde iré sin Ti?. Dame paciencia, Señor, también esta vez. Y en medio de todo esto ¿qué diré?. Señor, hágase tu voluntad (Mt 6,10).

Yo bien merezco sufrir y padecer. Conviene que lo soporte. ¡Ojalá, con paciencia!.

Porque tu mano omnipotente es capaz de quitar de mí esta tentación y mitigar su ímpetu, tal como frecuentemente lo has hecho antes conmigo, no vaya a ser que sucumba, Dios mío, Misericordia mía, mientras más dificultoso es para mí tanto es fácil para Ti este cambio por el poder de tu mano.

A ti recurro cuando no me encuentro bien, y para que vengas a mi pronto es que tan pronto me veo en dificultad rápidamente recurro a la oración confiada en tu poderosa intervención.

Tú eres el que libra a los que esperan en Tí. Y por ello no he de distraerme con satisfacciones ajenas ni buscar consuelos exteriores a tu luz y divino consuelo. Fuera de Tí no hay auxilio que valga, ni consejo útil, ni remedio duradero.

Sálvame Señor, ven en mi ayuda! No demores más en socorrerme. Sin tu mano firme junto a mí, sólo soy capaz de perderme. Pero contigo todo lo puedo. Señor ten piedad de tu hijo y discípulo que con gran humildad te pide: inspira a mi espíritu para el bien y dame el valor para seguirte!

Amén.

1 Comentario

Comments are closed.