ORACION A SAN ANTONIO PARA ENCONTRAR LO PERDIDO

15885

San Antonio es famoso en el mundo también como el santo que ayuda a encontrar las cosas perdidas. Pueden ser objetos, documentos, personas, o la misma fe. La oración que sigue está dedicada a invocar a san Antonio para que nos ayude a reuperar todo aquello que estaba perdido.

Gloriosos San Antonio, tu que has ejercitado la divina gracia de encontrar aquello que era perdido. Ayúdame  a encontrar la gracia de Dios, y hazme fuerte en el servicio a Dios y en vivir fervorosamente la virtud. Hazme encontrar aquello que he perdido, y muéstrame así la presencia de tu bondad.
(Padre nuestro, Ave Maria, Gloria al Padre)

Oremos

San Antonio, glorioso siervo de Dios, por tus méritos y milagros, ayúudanos a encontrar lo perdido, danos tu ayuda en las pruebas; ilumina nuestras mentes en la comprensión de la voluntad de Dios.

Ayúdanos a encontrar de nuevo la vida de gracia que nuestros pecados destruye, y condúcenos a poseer la promesa del salvador, de la gloria celeste. Por Cristo nuestro Señor. Amen.

SAN ANTONIO DE PADUA

San Antonio de Padua o de Lisboa, fue un religioso franciscano portugués y Doctor de la Iglesia Católica. El santo del día 13 de junio es patrón de las mujeres estériles, de los pobres, los viajeros, albañiles, panaderos y papeleros. Lee su vida completa aquí:

Fernando Martins de Bulhões nació en Lisboa por parte de una familia noble. A los 15 años entró como novicio en el monasterio de San Vicente en Lisboa, y después se transfirió al monasterio de Santa Cruz de Coimbra, que era el mayor centro cultural del Portugal perteneciente a la orden de los Canónicos regulares de San Agustín, donde estudió ciencia y teología con grandes maestros, para así prepararse para la ordenación sacerdotal que recibió en el año 1219 cuando tenía 24 años. Cuando parecía que seguiría la carrera de teólogo y filósofo, decidió dejar aquella orden. Fernando no soportaba el contacto político entre estos padres y el rey Alfonso II, y además quería una vida religiosa más intensa.

En el año 1220 llegaron a Coimbra los cuerpos de 5 frailes franciscanos decapitados en Marruecos, donde fueron a predicar por las ordenes de San Francisco de Asis. Cuando los frailes del convento del monte Olivares llegaron para recoger los restos de los mártires, nuestro santo les confiesa a ellos su aspiración de vivir en el espíritu del Evangelio.Lee más aquí

Conoce el extraordinario milagro de San Antonio

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here