Comentario del Evangelio, San Lucas 14, 25-33 Católico

Entremos en la Palabra del Señor. "Porque la letra mata, pero el Espíritu da vida".

834

«Cualquiera que venga a mí y no me ame más que a su padre y a su madre, a su mujer y a sus hijos, a sus hermanos y hermanas, y hasta a su propia vida, no puede ser mi discípulo.

El que no carga con su cruz y me sigue, no puede ser mi discípulo.

…Cualquiera de ustedes que no renuncie a todo lo que posee, no puede ser mi discípulo.»

Leyendo estas palabras podemos entender porque el Evangelio dice: «Muchos de sus discípulos, al oírle, dijeron: «Es duro este lenguaje. ¿Quién puede escucharlo?»  (Ev. San Juan, 6: 60)». «Desde ese momento, muchos de sus discípulos se alejaron de él y dejaron de acompañarlo.» (Ev. San Juan, 6: 66).

¿Cuántos de nosotros nos refugiamos en la oración, decimos que queremos a Cristo y a la Virgen, pero luego preferimos tantas cosas antes que obedecer a Dios?

¿Entendemos lo que significa cargar nuestra cruz y seguir a Cristo?

¿Entendemos lo que es renunciar a todo para seguir a Cristo?

Son palabras duras. Cristo no nos pide nada menos que eso.

Pedir a Dios ¡sí!… pero dar todo por Dios.

El Señor nos pide dar. Inútil es envolvernos en construcciones filosóficas sobre el amor de Dios, si no estamos dispuestos a decir sí a su invitación de darlo todo para ganarlo todo. Luego podremos decir: Jesús en vos confío. El Señor no nos hará faltar su Gracia.

San Basilio decía con claridad:

«Si nos reservamos bienes terrestres o algo perecedero, nuestro espíritu permanece atascado en ellos como en el barro. Entonces es inevitable que nuestra alma sea incapaz de contemplar a Dios y se vuelve insensible a los bienes celestiales que se nos han prometido… 

…Renunciar a todo por Cristo es transportar el corazón humano a la vida del cielo, de tal manera que se pueda decir: “Nuestra patria está en el cielo” (Flp 3,20).

Y, sobre todo, es empezar a ser semejante a Cristo, que por nosotros se hizo pobre, él que era rico (2C 8,9). Debemos asemejarnos a Él si queremos vivir según el Evangelio.»

Que así sea.

1 Comentario

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here