Comentario del Evangelio, San Lucas 6, 12-19 CATOLICO

Entremos en la Palabra del Señor. "Porque la letra mata, pero el Espíritu da vida".

170

«Los que estaban atormentados por espíritus impuros quedaban curados; y toda la gente quería tocarlo, porque salía de él una fuerza que sanaba a todos. «

Cristo es salud de los enfermos. Una verdad fundamental de nuestra fe, que debemos recordar cada día, al pedir por nuestra salud y por la de nuestros prójimos.

Frente a esta verdad de fe podemos preguntarnos: ¿Porqué en nuestros días, confiamos nuestra salud a una ciencia sin Dios?

Sabemos que la medicina ha avanzado mucho en los últimos años, y que el promedio de vida y la resistencia a la enfermedad ha aumentado de gran modo.

Es lógico que busquemos en los médicos un alivio a nuestros males. Pero el médico entre los médicos es Cristo Jesús.

Confiar en la ciencia no es una contradicción para el hombre de fe. Porque la Gracia de Dios puede llegarnos también a través de un médico o de una cura medicinal.

El problema es cuando sólo se confía en la ciencia y se olvida que aún las manos de los médicos han de estar guiadas por Dios, para que lo que resulte de su trabajo sea iluminado por aquél Jesús que hace milagros.

Cuando partimos de esta verdad de fe, la de un Cristo sanador, nuestro deseo de salud física se ilumina por uno más grande aún, el de la salud espiritual.

Porque… ¿De que nos valdría una gran salud del cuerpo si nuestra alma está muerta? ¿De que nos servirían largos años de salud para llevar nuestra alma a una eternidad de oscuridad en el infierno, alejados del amor de Dios?

La salud del cuerpo sólo es importante en cuánto nos ayude a servir mejor a Dios. En cuánto nos sirvamos de ella para tener salud del alma.

En Cristo reside esa fuerza irresistible, capaz de sanar cuerpo y alma. Pidamos al Señor que nos haga dignos de tocar siquiera la punta de su manto, para que nos sanemos unidos a Él.

Que así sea.

1 Comentario

  1. Confie en el medico perono tengo resultado no puedo mas con esta ulcera hace 9 meses y Jesus no me escucha. Le rezo y pido ,acuerdate de mi Gracias Jesus…

Comments are closed.