NOVENA POR LAS ALMAS DEL PURGATORIO

2052

NOVENA POR LAS ALMAS DEL PURGATORIO

Rezar durante nueve días consecutivos.

San Juan en el Apocalipsis, le pregunta al Angel que lo guía: Quienes son esas creaturas vestidas de blanco?

De dónde vienen? El ángel contesta: Son aquellos que han pasado por grandes tribulaciones (Ap. 7,14) Que significa: Vienen de la tierra y han subido al cielo, pero han tenido que pasar primero por grandes tribulaciones de los sufrimientos de la vida. Han lavado sus vestidos con la sangre del cordero. Es decir han lavado sus manchas de pecado con la sangre santísima de Jesús: mediante la confesión (dulce experiencia de perdón y de alegría) y la comunión ( estupenda experiencia del cielo).

1. Oh Jesús redentor, por tu sacrificio en la cruz y que renovamos cotidianamente en la santa misa celebradas en todo el mundo. Escucha nuestra oración en esta novena, donándole a las almas de nuestros seres queridos muertos el eterno reposo, haciendo resplandecer sobre ellos un rayo de tu belleza!

Eterno reposo…
Dale, Señor, el descanso eterno.
Brille para él la luz perpetua.
Descanse en paz.

2. Oh Jesús, por los méritos de los apóstoles, de los mártires, de los confesores, de las vírgenes y de todos los santos del paraíso, disuelve las penas de nuestros difuntos que gimen en el Purgatorio, como lo hiciste con María Magdalena y con el ladrón arrepentido. Perdonas sus errores y ábreles la puerta de tu Reino que tanto desean.

Eterno reposo…
Dale, Señor, el descanso eterno.
Brille para él la luz perpetua.
Descanse en paz.

3. Oh Jesús redentor, por los grandes méritos de San José y por aquellos de María, Madre de de los afligidos, vuelca tu infinita misericordia sobres las pobres almas abandonadas en el Purgatorio. También son el precio de tu Sangre y el trabajo de tus manos. Dales completo perdón y guíalos a la gloria que tanto desean.

Eterno reposo…
Dale, Señor, el descanso eterno.
Brille para él la luz perpetua.
Descanse en paz.

4. Oh Jesús redentor, por los muchos dolores  de tu agonía, pasión y muerte, ten piedad de todos nuestros pobres muertos que lloran y gimen en el purgatorio. Aplica sobre ellos el fruto de tantas penas y condúcelos al paraíso.

Eterno reposo…
Dale, Señor, el descanso eterno.
Brille para él la luz perpetua.
Descanse en paz.

INVOCACIONES A LA VIRGEN MARIA

Oh María, Madre nuestra y Virgen piadosa. Extiende tu manto de piedad sobre las almas que sufren en el fuego del purgatorio y líbralos, haciendo que sean admitidos en el Cielo.

Recuerda, Oh Santa Virgen, de socorrer especialmente a las almas de mis parientes y de aquellas que están abandonadas y necesitadas de ayuda y oración.
Oh Virgen piadosa, versa sobre ellos tu gracia purificante por los méritos de la preciosa sangre de tu Hijo Jesucristo, para que puedan gozar de la alegría eterna.
Y a ustedes, almas benditas, intercedan ante Dios con sus plegarias por nosotros, libren a nuestras almas de los peligros de la perdición, protejan a nuestras familias, para que también seamos admitidos en la gloria del paraíso.

INVOCACIONES POR LAS ALMAS DEL PURGATORIO

1. Señor ten Misericordia de nosotros
R. Señor ten Misericordia de nosotros
2. Cristo ten Misericordia de nosotros
R. Cristo ten Misericordia de nosotros
3. Señor ten Misericordia de nosotros
R. Señor ten Misericordia de nosotros

4. Cristo, óyenos R. Cristo, óyenos
5. Cristo, escúchanos R. Cristo, escúchanos

6. Dios Padre celestial; ten misericordia de nosotros
7. Dios Hijo redentor del mundo; ten misericordia de nosotros
8. Dios Espíritu Santo; ten misericordia de nosotros
9. Trinidad Santa, un solo Dios; ten misericordia de nosotros
10. Santa María, auxiliadora de las almas del purgatorio; ruega por nosotros

11. Por mis hermanos y parientes. R. Ten misericordia, Señor
12. Por todos mis bienhechores espirituales y temporales.
13. Por los que han sido mis amigos y súbditos.
14. Por cuantos debo amor y oración.
15. Por cuantos he perjudicado y dañado.

16. Por los que han faltado contra mí.
17. Por aquellos a quienes profesáis predilección.
18. Por los que están más próximos a la unión con Vos.
19. Por los que os desean más ardientemente.
20. Por los que sufren más.

21. Por los que están más lejos de su liberación.
22. Por los que menos auxilio reciben.
23. Por los que más méritos tienen por la Iglesia.
24. Por los que fueron ricos aquí, y allí son los más pobres.
25. Por los poderosos, que ahora son como viles siervos.

26. Por los ciegos que ahora reconocen su ceguera.
27. Por los vanidosos que malgastaron su tiempo.
28. Por los pobres que no buscaron las riquezas divinas.
29. Por los tibios que muy poca oración han hecho.
30. Por los perezosos que han descuidado tantas obras buenas.

31. Por los de poca fe que descuidaron los santos Sacramentos.
32. Por los reincidentes que sólo por un milagro de la gracia se han salvado.
33. Por los padres que no vigilaron bien a sus hijos.
34. Por los superiores poco atentos a la salvación de sus súbditos.
35. Por los pobres hombres, que casi sólo se preocuparon del dinero y del placer.

36. Por los de espíritu mundano que no aprovecharon sus riquezas o talentos para el Cielo.
37. Por los necios, que vieron morir a tantos no acordándose de su propia muerte.
38. Por los que no dispusieron a tiempo de su casa, estando completamente desprevenidos para el viaje más importante.
39. Por los que juzgaréis tanto más severamente, cuánto más les fue confiado.
40. Por los pontífices, reyes y príncipes.

41. Por los obispos y sus consejeros.
42. Por mis maestros y pastores de almas.
43. Por los sacerdotes de nuestra diócesis.
44. Por los sacerdotes y religiosos de la Iglesia católica.
45. Por los defensores de la santa fe.

46. Por los caídos en los campos de batalla.
47. Por los sepultados en los mares.
48. Por los muertos repentinamente.
49. Por los fallecidos sin recibir los santos sacramentos.
50. Cordero de Dios, que quitas los pecados del mundo; R. dales el descanso eterno. (tres veces)

 

2 Comentarios

  1. Gracias por estas bellas oraciones, por nuestras familias y amistades y por todas las benditas Almas del Purgatorio que necesitan de nuestra oración. Dios nos conceda el arrepentimiento y confesión de nuestros pecados asi como la sagrada Hostia, en el momento de nuestra muerte, amén.

  2. Muchas gracias por tan bellas oraciones y recordarnos las novenas especialmente a las almas del purgatorio .

Comments are closed.