Evangelio explicado 30 de Julio de 2017

El comentario del padre Daniel al Santo Evangelio según san Mateo 13, 44-52

680

Domingo XVII del tiempo ordinario

Buenos días.

El Evangelio de hoy el Señor Jesús explica con comparaciones a que se parece el Reino del Cielo, y finaliza con una pregunta a los discípulos, que hoy tenemos que hacernos cada uno de nosotros, porque con ella Cristo quiere despertar nuestras conciencias:

¿Comprendieron todo esto?»

Nos propone algo grande para nuestra vida. Por eso, la pregunta es precisa hacérnosla ahora, porque donde está nuestro tesoro, allí está nuestro corazón.

Y Dios es el único verdadero tesoro: Dios o nada, como dice la frase, porque una vida sin Dios, sin la esperanza de la vida eterna, es algo muy triste y absurdo.

También te puede interesar: Oración para después de comulgar.

Santo Tomás de Aquino nos dice que:

«En la vida eterna está la unión del hombre con Dios, y el cumplimiento de todos nuestros deseos, porque cada uno de los bienaventurados poseerá aún más de lo que puede desear y esperar.»

Hay que trabajar para la eternidad. San Pablo dice que “quien sembrare en su carne, de la carne cosechará la corrupción; pero quien siembre en el Espíritu, del Espíritu cosechará la vida eterna” (Gal 6, 8).

Pablo VI hizo esta afirmación rotunda: “Solo el reino de Dios es absoluto. Todo lo demás es relativo”. El Reino de los cielos es un bien incomparable, para lograrlo todo debe sacrificarse. El tesoro es Jesús.

Es preciso entrar en el Reino, es decir, hacerse discípulo de Cristo para conocer los Misterios del Reino.

La fe es la que nos lleva a querer la santidad a la que Jesús nos llama, porque en esa santidad de vida está la salvación, la entrada al Reino, que se abre en la bienaventuranza de los puros, aquellos que verán a Dios.

Como todos los domingos, la Eucaristía es precisamente el momento más grande del encuentro con el Amor. Allí está Él, el que más nos quiere, dándose por nosotros.

Bendiciones.

Presbítero Daniel Cirrincionepadre daniel

El Padre Daniel desde hace 19 años es sacerdote en la prelatura del Opus Dei, y doctor en Derecho Canónico. Ha desarrollado una intensa y variada labor pastoral, con gente de toda condición, edades y situaciones.

1 Comentario

Comments are closed.