ORACION A NUESTRA SEÑORA DEL REFUGIO

4684

Hoy 4 de Julio celebramos el día de Nuestra Señora del Refugio de los pecadores. Avocación mariana ceebrada en México y en Italia.

Santísima Virgen María Refugio de los pecadores, Tú que eres seguro cobijo en nuestro caminar por este mundo, con todos sus males, peligros, dificultades, angustias y luchas.

Tú que eres Abogada, Auxiliadora, Intercesora y Mediadora ante Jesucristo, nuestro Señor.

Tú que alientas en nosotros la esperanza de la enmienda y de la perseverancia en el bien.

Tú que nunca rechazas a nadie y a todos con bondad nos entregas tus gracias y favores,
dame un corazón lleno de fortaleza y acoge con benignidad mis desesperadas y urgentes suplicas.

Concédeme, oh Reina del Cielo,  que nunca se aparten de mi corazón  el temor y el amor de tu Hijo Santísimo;  que por tantos beneficios recibidos  y por los que quedan por recibir,
no cese de alabarle con humildes acciones de gracias.

Que a las innumerables culpas cometidas suceda una leal y sincera confesión y un firmísimo y doloroso arrepentimiento y finalmente, que logre merecer su gracia y su misericordia.

Por la confianza que tengo en ti puesta, te imploro con ardor que me ayudes, que me asistas y medies ante tu Sagrado Hijo para que pueda conseguir la gracia que ardientemente deseo y que ahora pido confiadamente con amorosa insistencia:

(decir lo que se quiere conseguir).

Nuestra Señora Refugio de pecadores, en ti pongo ahora y para siempre toda mi confianza
a ti acudo Madre afable y llena de piedad solicitando tu bálsamo consolador para que mitigues mi dolor y me obtengas de Jesús que mis grandes problemas y necesidades presentes sean escuchadas y cuanto antes atendidas.

Pídele también, te suplico, el perdón de todos mis pecados y que viva y muera recibiendo sus bendiciones así como gustando las delicias de tu santo Amor.

Amén.

Rezar la Salve, Padre nuestro, Avemaría y Gloria.

NUESTRA SEÑORA DEL REFUGIO DE LOS PECADORES

La Imagen de Nuestra Señora del Refugio, tal como la conocemos y veneramos, fue una copia especial que el Beato Antonio Baldinucci, apostólico misionero jesuita, mandó hacer tomada del original de la también célebre imagen, de Nuestra Señora de la Encina, la cual se venera en Poggio Prato, Italia.

El Beato Antonio Baldinucci, en su celo por la conversión de los pecadores, quiso llevar consigo a Nuestra Señora del Refugio, y así la llamaba a través de sus correrías misioneras.

Hoy, esa primera copia de Nuestra Señora Refugio de Pecadores, se conserva y venera en la ciudad de Frascati, al Sureste de Roma, camino a Nápoles, cuyo santuario es muy reconocido como centro de peregrinaciones.

Una de las advocaciones más veneradas de la Santísima Virgen, como Abogada, Auxiliadora y Mediadora ante Cristo Nuestro Señor, es la de Nuestra Señora del Refugio de Pecadores, cuya fiesta se celebra el 4 de julio, pues fue un 4 de julio de 1719 cuando fue coronada con ese nombre.

En efecto, el Papa Clemente XI, Sumo Pontífice en los primeros 21 años del siglo XVIII (de 1700 a 1721), fue quien le concedió la coronación pontificia bajo ese título: Nuestra Señora del Refugio de Pecadores.

Eran aquellos tiempos de los errores cismáticos de los jansenistas que tanto enfriaron la piedad y devoción de los fieles, y tiempos también de grandes pestes que dejaron muchas muertes en Europa; más en Italia y Francia.

Su Santidad Juan Pablo II, insistió, en su homilía dictada en el Santuario de Nuestra Señora de Zapopan (30 enero de 1979), en la función de esos templos como «lugares de conversión, de penitencia y de reconciliación con Dios».

Y él seguramente conoció bien el Santuario de Nuestra Señora del Refugio allá en Frascati, cerca de Roma. En algun momento afirmó:

Ella despierta en nosotros la esperanza de la enmienda y de la perseverancia en el bien». «Ella nos permite superar las múltiples estructuras de pecado en las que está envuelta nuestra vida personal, familiar y social».

1 Comentario

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here