ORACION PARA ANTES DE IR A DORMIR

7692

Oración de San Efrén de Siria

Rey celestial, consolador, Espíritu de Verdad, ten misericordia y piedad de mí, tu siervo pecador e indigno.

Perdóname todas las faltas cometidas este día como hombre y no solamente como hombre sino además peor que una bestia.

Perdóname mis pecados voluntarios e involuntarios, cometidos con conciencia o por ignorancia.

Perdona los pecados de mi juventud, los cometidos a causa de falsa doctrina, los que son fruto del temor y de la desesperación.

Si en vano he invocado tu nombre, si en mi pensamiento lo he blasfemado, si he reprochado a alguien, si en mi ira he injuriado, si a alguien he contrariado y me he encolerizado o si he mentido o me he entregado a la pereza.

Si he rechazado al pobre cuando a mí recurría, si he causado pena a mi prójimo, si he juzgado a alguien.

Y si me he envanecido o me he enorgullecido, si la ira me ha dominado y si durante la oración mi mente se inclinaba a las malicias de este mundo.

Así también, si mi imaginación se ha complacido en pensamientos impuros.

Como si me he entregado a la gula o a la embriaguez. Si me he reído en exceso o pensado mal.

Si he codiciado lo ageno o he pronunciado malas palabras o me he burlado de las faltas de mi prójimo, cuando las mías son innumerables.

O si he descuidado la oración. Si he cometido cualquier otro pecado que aún no me acuerdo.

Todo esto y aún más he hecho y lo confieso.

Creador mío y Señor mío, ten piedad de mí tu indigno y humilde siervo y remite, perdona y absuelve mis pecados porque eres bueno y amas al hombre.

A fin de que yo impuro pecador pueda descansar y gozar de un sueño tranquilo.

Y adoraré, alabaré y glorificaré tu honorísimo nombre, con el Padre y su Hijo Unigénito, ahora y siempre por los siglos de los siglos.

Amén

1 Comentario

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here