Comentario del Evangelio, San Marcos 12: 28-34 CATOLICO

1102

¿Cuál es el primero de todos los mandamientos?

La respuesta del Señor es clara: «amar a Dios y al prójimo.» No nos habla de un amor tomado con alfileres sino que debe ser “con todo tu corazón, con toda tu alma, con toda tu mente y con todas tus fuerzas” y que a los demás los debemos querer como a nosotros mismos.

Sólo el camino del amor es el que conduce a la felicidad; por tanto, sólo por el amor se puede llegar a Dios. Ciertamente, no se trata de alcanzar un amor ciego y, por tanto, la razón nos debe ayudar.

También te puede interesar: La oración a la Santa Cruz

“Para llegar a Dios primero debemos subir los escalones: es decir, a través del amor al prójimo llegamos a conocer a Dios, que es amor. Sólo amando razonablemente, pero amando, podemos llegar a este amor” .

En este día, Cristo nos quiere invitar a acercarnos más al Reino de los cielos sabiendo amarle por medio del prójimo. Que el celo por las almas nos consuma, que predicar a Cristo con la Palabra y el testimonio sea el centro de nuestra vida.