Comentario del Evangelio, San Juan 16: 23b-28 CATOLICO

1161

En el día previo a la fiesta de la Ascensión del Señor, el Santo Evangelio nos propone palabras confortadoras:

“Todo lo que pidan al Padre os lo dará en mi nombre. Hasta ahora nada le han pedido en mi nombre. Pidan y recibirán, para que su gozo sea completo”.

Jesús es nuestro mediador con el Padre, Él intercede por nosotros porque somos sus hermanos. (Siendo también nosotros hijos de Dios ¿por qué Jesucristo se llama HIJO ÚNICO DE DIOS PADRE? Jesucristo se llama Hijo Único de Dios Padre porque sólo El es el Hijo suyo por naturaleza, y nosotros somos hijos por creación y adopción. Catecismo Mayor de San Pio X).

El Señor se hizo verdaderamente hombre sin dejar de ser verdaderamente Dios. Jesucristo es verdadero Dios y verdadero hombre. La Iglesia confiesa así que Jesús es inseparablemente verdadero Dios y verdadero Hombre. Él es verdaderamente el Hijo de Dios que se ha hecho hombre, nuestro hermano, y eso sin dejar de ser Dios, nuestro Señor

«Tengan entre ustedes los mismos sentimientos que tuvo Cristo: el cual, siendo de condición divina, no retuvo ávidamente el ser igual a Dios, sino que se despojó de sí mismo tomando condición de siervo, haciéndose semejante a los hombres y apareciendo como hombre; y se humilló a sí mismo, obedeciendo hasta la muerte y muerte de cruz» (Flp 2, 5-8; cf.).

También te puede interesar: Oración a Jesús el buen pastor

Como nuestro Hermano se nuestro camino, verdad y vida y como Intercesor, es el Dios que, hecho hombre, se presenta como la ofrenda al Padre que quita el pecado del mundo.

Pidamos al Señor que nuestra oración siempre tenga esa raíz de fe “de estar seguros que cada cosa que pedimos a Él nos será dada, con esa seguridad que nos da la fe. Y esta es nuestra victoria: nuestra fe” .

Señor, nos reconocemos necesitados de tu gracia, porque esa es la realidad. Presentarnos ante Vos, como mendigos de tus dones, es ser agradecidos del Ser que nos has donado, y de la libertad con la que nos has hecho semejantes a ti.

Señor concédenos la Gracia suprema para que seamos dignos de tus dones!

1 Comentario

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here