DIA 2 – TRIDUO A LOS PASTORCITOS DE FATIMA

2383

EL TRIDUO DE SANACION A LOS PASTORCITOS DE FATIMA

Los pastorcitos de Fátima Jacinta y Francisco Marto, serán canonizados santos el 13 de Mayo de 2017 por el Papa Francisco en Portugal.

Rezamos un triduo especial, pidiendo por la sanación ya sea nuestra o de nuestros seres queridos, por la salvación de las almas de los pecadores, y una gracia especial al final de la oración de cada día.

Recurrimos a los santos, nuestros poderosos intercesores, en las grandes dificultades, principalmente en las enfermedades, cuando la ciencia humana ya no puede hacer nada.

Quien tiene poca fe debe, en primer lugar, buscar ayuda en la oración, para que Dios le conceda una fe más fuerte y más viva.

Movido por el amor al prójimo el cristiano quiere también ayudar a los otros con su oración pidiendo a Dios que los ayude y les dé fuerzas para llevar su cruz siguiendo a Jesús y ofreciendo todo por su propia salvación y por la salvación de los otros.

Los pastorcitos sabían bien esta doctrina y socorrieron a muchos pecadores y enfermos con oraciones y sacrificios.

ORACIÓN INICIAL

Oh Santísima Trinidad, Padre, Hijo y Espíritu Santo. Te adoro profundamente con todos los poderes de mi alma y te agradezco de todo corazón por las apariciones de la Santísima Virgen en Fátima a través de las cuales se manifestaron en el mundo los tesoros del Inmaculado Corazón.

Por los méritos infinitos del Sagrado Corazón de Jesús y a través de la intercesión del Inmaculado Corazón, te imploramos, si es para tu mayor gloria y el bien de las almas, que nos alcances por la intercesión de los santos Jacinta y Francisco la gracia que te imploramos.

Rezar:

Padre nuestro. Ave María. Gloria.

Nuestra Señora de Fátima, ruega por nosotros.

Santa Jacinta Marto, ruega por nosotros.

San Francisco Marto, ruega por nosotros.

ORACION DEL SEGUNDO DIA

Queridos Pastorcitos, que quedaron horrorizados con la visión del infierno y tan impresionados por los sufrimientos del Santo Padre, enséñenos a utilizar los dos grandes medios que Nuestra Señora les indicó para salvar las almas:

La Consagración a su Inmaculado Corazón y la comunión reparadora de los Primeros Sábados. Recen con nosotros por la paz en el mundo, por el Santo Padre y por la Iglesia.

Pidan con nosotros a Dios que nos libre del infierno y lleve todas las almas para el Cielo.

Oh Dios, por el amor que María Santísima mostró a Francisco y Jacinta en Fátima y en honor a ellos, te rogamos te dignes concedernos este favor (hacer en silencio la petición), te lo pedimos por Jesucristo, tu Hijo, que contigo vive y reina en la unidad del Espíritu Santo por los siglos de los siglos.

Amén.