Comentario del Evangelio, San Juan 12: 44-50 CATOLICO

El comentario al Santo Evangelio según san Juan 12, 44-50

727

Meditando el Evangelio de hoy, vemos que Jesús dice:

“Yo, la luz, he venido al mundo para que todo el que crea en mí no siga en las tinieblas.

Si alguno oye mis palabras y no las guarda, yo no le juzgo, porque no he venido para juzgar al mundo, sino para salvar al mundo.

El que me rechaza y no recibe mis palabras, ya tiene quien lo juzgue: la palabra que yo he anunciado es la que lo juzgará en el último día”.

Es allí donde descubrimos, como nos enseña el Papa Francisco que esa esa luz es necesaria para vivir con coherencia a nuestra vocación cristiana de ser sal y luz del mundo que nos rodea.

“Anunciar el Evangelio de Cristo no es una opción más entre otras posibles, ni tampoco una profesión. Para la Iglesia, ser misionera equivale a manifestar su propia naturaleza, es decir: dejarse iluminar por Dios y reflejar su luz” .

También te puede interesar: Impresionante aparición de Cristo

No existe llamada, ni vocación, sin un llamado a la misión. De modo que, la misión y la vocación de todo cristiano, es hacer resplandecer la luz de Cristo y “muchas personas esperan de nosotros, este compromiso misionero, porque necesitan a Cristo, necesitan conocer el rostro del Padre”.

Demos gracias a Dios por darnos la alegría luminosa de la fe y correspondamos a su amor con el testimonio efectivo de nuestras obras de servicio y amor.

Bendiciones.

2 Comentarios

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here