DEVOCION A LA VIRGEN DE LA LECHE

6867

 

La devoción a la Virgen de la Leche, se remonta al tiempo en que María después de dar a luz a Jesús, parte junto a José y el niño a Egipto.

El Niño al sentir hambre llora y su Santa Madre se baja de la mula para poder alimentarlo sentada sobre una roca, y allí comienza a amamantarlo.

Unas gotas de leche caen sobre la roca y toda la roca se puso de color blanca como la leche.

Con este milagro empieza la devoción a la Virgen de la Leche, también conocida como Nuestra Señora de la Leche y del Buen Parto.

LA GRUTA DE LA LECHE 

Es el lugar que se encuentra cercano a la gruta de la Natividad en Belén.

En este lugar los Franciscanos montaron un santuario y allí colocaron un ícono de la Virgen María amamantando al Niño Jesús

QUE ES LO QUE SUS DEVOTOS PIDEN A LA VIRGEN?

Piden poder ser padres, ser fecundos, sanar el cuerpo para poder estar abiertos a la Vida.

Por las madres en espera de un bebé, para que su embarazo y parto estén bajo su santa protección.

Para poder tener sufuciente leche para poder amamantar a los bebés.

Para sanar a los hijos, ya sea espiritual como físicamente.

Muchos padres y madres que no podían tener hijos, tomaron el polvo de esta gruta y obtuvieron un milagro.

COMO SE DEBE TOMAR EL POLVO DE LA GRUTA DE LA LECHE?

Los Franciscanos recominedan lo siguiente:

Conservar un pequeño pedazo de la piedra en caso que se acabe el polvo, de este modo podrán todavía continuar la devoción, teniendo la piedra en mano.

El resto de las piedras se reduce en polvo, un poquito cada vez que se necesite, usando la punta, luego mezclarlo con un vaso de agua o leche y beber el preparado, esposa y marido juntos.

Si son católicos recen el tercer misterio gozoso de Santo Rosario:

“El nacimiento de Jesús en Belén”, un Padrenuestro y diez Ave Marías pidiendo a la Virgen de la Gruta de la Leche que interceda al Señor para que sane sus enfermedades y así puedan tener hijos. Practicar esta devoción cada día para que el niño nazca.

Si marido y mujer, no fueran católicos, rezar simplemente a la Virgen, para que sean sanados.

Si el marido no quisiera practicar esta devoción, que lo haga solamente la mujer.

Si con ayuda de esta devoción se recibe el don de un bebé, se les ruega gentilmente que nos envíen una fotografía de la familia con el neonato y, adjunto, un testimonio escrito del milagro ocurrido, de este modo podremos sumarla a la colección de los “Niños Milagros”.

Le pedimos también que recuerden en sus oraciones a los cónyuges que están practicando esta devoción, y estén seguros ellos también lo hacen por Uds.

Que el Señor con su Divina Misericordia y a través de la intercesión de Santa María Virgen de la Gruta de la Leche, conceda a Uds. uno de sus “pequeños milagros”.

Amén.

IMPORTANTE: Se puede practicar esta devoción para obtener la sanación de otras enfermedades.

A continuación reza la Milagrosa oración a la Virgen de la Leche:

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here