ORACION DE LA FELICIDAD

3175

CÚAL ES EL SECRETO PARA SER FELICES

Ustedes serán santos, porque yo, el Señor su Dios, soy santo…

Los preceptos del Señor son rectos, alegran el corazón; los mandamientos del Señor son claros, iluminan los ojos. La santidad es nuestra felicidad aquí en la tierra y en la vida eterna.

Les voy a revelar un Secreto para ser santo y dichoso. Si todos los días, durante cinco minutos, callas tu imaginación, cierras los ojos a las cosas sensibles y los oídos a todos los rumores de la tierra, para penetrar en ti mismo, y allí, en el santuario de tu alma bautizada, que es el templo del Espíritu Santo, háblale a este Espíritu Divino, diciéndole:

“¡Oh, Espíritu Santo, alma de mi alma, te adoro! Ilumíname, guíame, fortaléceme, consuélame; dime que debo hacer, dame tus órdenes; te prometo someterme a todo lo que desees de mí y aceptar todo lo que permitas que me suceda: hazme tan sólo conocer tu voluntad”.

Amén

Cuando reces todos los días, pasarás tu vida feliz, tranquila y llena de consuelo celestial, aun en medio de las penas, porque la gracia será en proporción a la prueba, dándonos la fuerza de sobrellevarla, y llegarás así a la puerta del Paraíso cargado de méritos. Ponernos en manos del Espíritu Santo nos lleva directo a la santidad.

Cardenal Mercier

Lee también aquí: