Comentario del Evangelio, San Lucas 5: 27-32 CATOLICO

1510

El evangelista San Lucas nos relata el llamado de Cristo a San Mateo que, al escuchar el «Sígueme» del Señor, dejándolo todo, se levantó y le siguió.

Fue la Salvación que se asomó al corazón de Mateo y él que abrió su vida a ella.

Hoy y cada día, el Señor, como a Mateo, nos llama a seguirlo, y en ese seguirlo nos ofrece la Salvación. Son dos condiciones que se unen. La Gracia de Dios que nos llama a conversión, y el sí que podemos dar desde la libertad que Dios nos ha dado.

Abrir la puerta al llamado del Señor, es reconocer la necesidad de un cambio de vida, donde lo primero sea el verdadero amor, que sólo viene de Dios.

Ese auténtico amor es el que recrea todo, y con la fuerza creadora de Dios, hace nuevas nuestras vidas.

También te puede interesar: MILAGRO EUCARISTICO EN NIGERIA

La respuesta de San Mateo, nos hacer acordar de la parábola del hombre que vendió todo, para quedarse con el Tesoro que había encontrado.

Porque el Sí al Señor es un cambio de vida que implica dejar muchas cosas, y hacer muchos sacrificios respecto de los que viven como si Dios no existiera. Pero ese Sí es el que nos abre el camino a la vida verdadera.

Es el negocio más costoso en el que podemos meternos, pero es el negocio que más ganancias nos puede dar si somos perseverantes y nos acercamos a Dios con un corazón humilde y sencillo.

Antes de convertirnos a Cristo realmente no estamos vivos, sino que somos sólo una sombra de lo que Dios ha imaginado para nosotros. Es dejando todo por Cristo, que ganamos todo para toda la eternidad.

Pidamos la gracia de saber responder con prontitud y disponibilidad al llamado, siguiendo el ejemplo de San Mateo, en la esperanza del gran tesoro de felicidad eterna que nos ha traído nuestro Señor Jesucristo.

2 Comentarios

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here