Jaculatorias para ganar indulgencia

19204

 SI REZAS ESTAS JACULATORIAS GANARAS:

(1) – INDULGENCIA DE 300 DIAS CADA VEZ QUE SE RECITE

(2) – INDULGENCIA DE 500 DIAS CADA VEZ QUE SE RECITE

  • ver a pie de página el sentido las indulgencias, luminosamente explicado por la catequesis de San Juan Pablo II del 29/09/99.

A DIOS PADRE:

– Mi Dios, yo te amo(1)

– Señor aumenta nuestra fe. (2)

– Mi Dios y mi todo! (1)

– Mi Dios, mi único bien. Tu eres todo para mí: haz que yo sea todo para Ti. (1)

– Dios mío, haz que yo te ame, y que el premio de mi amor por Ti sea amarte cada día más.(1)

– Sea adorada, amada y exaltada la justísima, altisima y amabilísima voluntad de Dios en todas las cosas.(2)

– Oh Dios, Tu eres omnipotente, hazme santo.(2)

– Eterno Padre, por la preciosísima sangre de tu Hijo, sea glorificado Su santísimo nombre, según los deseos de su adorable corazón.(1)

– Mi Dios, concédenos la unidad de la mente en la verdad y la union del corazón en la caridad. (1)

– Al Rey de los siglos, inmortal e indivisible, sólo a Dios  honor y gloria por los siglos de los siglos. Amén. (1)

– Sea bendito y alabado el nombre de Jesús (2)

A JESUCRISTO:

– Jesús, hijo de David, ten piedad de mí. (2)

– Dulcísimo Jesús, no seas mi juez, sino mi salvador. (1)

– Jesús , mi Dios, te amo sobre toda cosa!. (1)

– Jesús mío, misericordia! (1)

– Jesús por ti yo vivo, por ti yo muero, yo soy tuyo en la vida y en la muerte. Amén. (100 días de indulgencia cada vez que se repita)

– Jesús, por tu amor, contigo y por ti. (1)

– Oh Jesús, me uno a ti con todo el corazón. (1)

– Cristo Jesús, mi ayuda y mi redención. (1)

– Oh Jesús, sálvame! (1)

– Tu eres el Cristo, Hijo de Dios vivo! (2)

– Bendito es Jesús y su Santísima Madre! (1)

– Oh Jesús, amigo de los niños, bendice a los niños de todo el mundo. (1)

– Oh Jesús, Hijo de Dios vivo, ten piedad de nosotros!

– Oh Jesús, Hijo de la Virgen María, ten piedad de nosotros!

– Oh Jesús, Rey y centro de todos los corazones, por la venida de tu Reino, danos la paz. (1)

– Señor Jesucristo, tu solo eres santo, Tu eres el Señor, Tu sólo el Altísimo.(2)

– Oh Jesús, sálvame! (1)

– Oh Jesús, haz que yo sea siempre tuyo, todo tuyo. (1)

– Oh Jesús salvador, danos tu bendición, libéranos de la muerte eterna, asiste a la San Iglesia, da paz a las naciones, libera a las almas que sufren en el purgatorio. (2)

– Oh mi Jesús, Tu que eres la misma caridad, enciende en mi corazón aquel fuego divino que consume a los santos y los transforma en Ti. (1)

– Bendito, adorado, amado sea en cada instante el corazón Eucarístico de Jesús, en todos los tabernáculos del mundo, hasta la consumación de los siglos.

.- Indulgencia de 100 dias concedida por el Papa Pío IX, a quien diga esta jaculatoria frente al Santísimo Sacramento.

A MARIA SANTISIMA

– María, esperanza nuestra, ten piedad de nosotros. (1)

– Madre mía, confianza mía. (1)

– Madre de misericordia, ruega por nosotros. (1)

– Madre del amor, Madre de dolores y de misericordia, ruega por mí. (1)

– Virgen María, Madre de Jesús, haz que seamos santos. (1)

– María dolorosa, Madre de todos los cristianos, ruega por nosotros.(1)

– Santa Madre, haz que las llagas de nuestro Señor Jesucristo se impriman en nuestro corazón. (2)

– Dulce corazón de María, se la salvación mía. (1)

– Virgen Madre de Dios, María, ruega a Jesús por mí. (1)

– Santa María, libéranos de la pena del infierno. (1)

– Oh María concebida sin pecado, ruega por nosotros que recurrimos a Ti. (1)

– Sea bendita la santa e Inmaculada Concepción de la Santísima Virgen María, Madre de Dios. (1)

– Oh corazón purísimo de María Virgen santísima, obtén para nosotros de Jesús la pureza y la humildad de corazón.(1)

– Inmaculada Reina de la Paz, ruega por nosotros. (1)

– Oh María, haz que yo viva en Dios, con Dios y para Dios. (1)

– S. MarLiberadora, ruega por nosotros y por las almas del purgatorio.(1)

– Nuestra Señora de Lourdes, ruega por nosotros!(1)

– Madre de los huérfanos, ruega por nosotros!(1)

– Nuestra Señora del Santísimo Sacramento, ruega por nosotros. (1)

– Nuestra Señora del Sagrado Corazón, ruega por nosotros. (1)

– Nuestra Señora del Pronto Socorro, ruega por nosotros. (1)

– Nuestra Señora del Santo Rosario, ruega por nosotros! (1)

– Nuestra Señora de La Salette, reconciliadora de los pecadores, ruega incesantemente por nosotros, que recurrimos a Ti. (1)

– Reina del Santísimo Rosario, ruega por nosotros. (1)

– Reina del Carmelo, ruega por nosotros. (1)

-Reina de los Apóstoles, ruega por nosotros. (1)

– Virgen dolorosa, ruega por nosotros (1)

– Oh  María, Reina del Clero, ruega por nosotros, y obtén para nosotros santos sacerdotes. (1)

San Juan Pablo II nos dice sobre el tema indulgencias:

«Las indulgencias son expresión de la misericordia de Dios.

No se trata de rituales que confieren automáticamente el perdón o la conversión, requieren toda una actitud interior y un camino de conversión.

De hecho, para alcanzar una indulgencia, la Iglesia exige como condición espiritual la exclusión de todo apego al pecado.

El sentido de las indulgencias ha de ser comprendido en el horizonte de renovación total del hombre en virtud de la gracia de Cristo Redentor, a través del ministerio de la Iglesia.»

«Jesús crucificado es la gran «indulgencia» que el Padre ha ofrecido a la humanidad, mediante el perdón de las culpas», las indulgencias son necesarias porque el pecado deja huellas en el alma que no desaparecen simplemente con la confesión.

«El hombre tiene que «curarse» progresivamente de las consecuencias negativas que el pecado ha producido en él; en vista de la curación completa, el pecador está llamado a emprender un camino de purificación hacia la plenitud del amor».»

4 Comentarios

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here