ORACION A JESUS NAZARENO DE CANDELARIA

2891

El 3 de Febrero celebramos el Centenario de Consagración de Jesús Nazareno de Candelaria «Cristo Rey», con esta bellísima oración

Señor Nazareno de Candelaria, tu conoces a cada uno de nosotros, nuestras vidas y nuestros corazones, sabes cuántas necesidades y aflicciones tenemos.

En este día pongo todas mis necesidades, ansiedades, enfermedades, todas mis batallas. No sólo mías Señor, sino también de todos los que necesitan de Tu misericordia. Toma mi vida entera y llévame hacia Ti.

Ayúdanos Señor, nunca nos has dejado solos, gracias por darnos fuerzas para vencer cada lucha, porque cada día que termina bien, haciendo tu voluntad, es una victoria más en nuestras vidas.

Señor abre nuevas puertas donde se hayan cerradoalgunas y deja Señor, fluir tus bendiciones sobre nosotros, nuestras familias y hogares.

Amén

JESUS NAZARENO DE CANDELARIA – CRISTO REY

El Día en el que se conmemora el Centenario de Consagración de Jesús Nazareno de Candelaria «Cristo Rey». El sábado 3 de Febrero de 1917 ya en la Nueva Guatemala, es solemnemente Consagrado en un acto realizado en un altar en forma de Cáliz de gran tamaño a cargo del entonces Arzobispo de Guatemala, Monseñor Julián Raymundo Riveiro y Jacinto, haciéndola la segunda imagen consagrada en tierras guatemaltecas y la primera imagen consagrada en la Nueva Capital.

La imagen de Jesús Nazareno venerada en la Parroquia de Candelaria es la talla más antigua de la cual se tiene conocimiento. Pero hasta la fecha se desconoce su escultor, pero se cree fue esculpida en el siglo XVI. Varios historiadores hacen mención de posibles buriladores de dicha imagen.

Recientemente basándose en inventarios se dice que fue burilada en 1825 por Juan de Chávez, pero existen documentos de que la imagen proviene de la Ciudad de Santiago de la Caballeros por lo cual se desmiente tal afirmación.

Francisco de Paula García Arzobispo e historiador atribuye a Mateo de Zúñiga como escultor de la imagen en el año 1640, de quien se sabe es el autor de Jesús de la Merced en el año 1655, pero rasgos escultóricos entre ambas imágenes contradicen tal afirmación. Sin embargo el historiador Víctor Miguel Díaz, se la atribuye al Fraile, arquitecto y escultor Juan de Aguirre originario de Málaga, España. Quien llega a Guatemala por el año de 1554 procedente de Lima, Perú y se cree burila la imagen del Nazareno en el año de 1563.

La imagen de Jesús Nazareno de Candelaria, tiene una característica muy particular ya que tiene su mirada hacia abajo, posee un estilo prebarroco renacentista, rasgos evidentes del mestizaje de la época hispánica. Su fisonomía indígena con una tez morena va ligada con la vida de la Ciudad Colonial.

La imagen era venerada antiguamente en la Capilla de los Dolores, situada en la parte alta del Cerro del Manchén en la Antigua Guatemala la cual fue terminada en 1714, la cual cumplió como calvario para la Parroquia de Candelaria, y allí fueron colocadas las imágenes de pasión de Cristo y de la Virgen de los Dolores del Cerro.

En 1773 a causa de los terremotos de Santa Marta la Capilla de los Dolores no así la Parroquia de Candelaria, a la cual fueron trasladadas sus imágenes, entre las que se puede hacer mención Jesús con la cruz a cuestas y la Señora de los Dolores del Cerro.

El párroco de la Parroquia de Candelaria, José María Eloso informa al obispo por medio de una narración fechada en 1780 “con la total ruina de su capilla se perdieron los retablos. La imagen del Señor se pudo extraer muy maltratada y la hice componer y encarnar de nuevo a mi costa”, haciendo referencia de los daños que ocasionaron los terremotos de 1773. En 1780 se da la orden del traslado de la Parroquia de Candelaria y sus bienes al Valle de la Ermita, edificando así un templo de líneas sencillas que en 1831 es necesario reedificar, a consecuencia del sismo de 1830 por lo que las imágenes son resguardadas en la Ermita del Carmen.

Hoy en día a Jesús de Candelaria se le conoce bajo el apelativo de “Cristo Rey” debido a que el 6 de febrero de 1927, se celebró en Guatemala por vez primera la festividad de Cristo Rey (cierre del año litúrgico de la Iglesia Católica) establecida por el Papa Pio XI el 11 de Diciembre de 1925, y se designa para celebrar la festividad el Templo de Candelaria y presidiendo todas las ceremonias de ese día el Nazareno de la Serena Mirada.