10 FRASES DE SAN HILARIO DE POITIERS

1580

Hoy la Iglesia celebra el día de San Hilario de Poitiers, Doctor y Obispo de la Iglesia. Inspira tu día con estas hermosas frases:

  1. Jesús conquistó la muerte, rompió las puertas del infierno, ganó para sí un pueblo para ser sus coherederos, fue levantado de la corrupción hasta la gloria de la eternidad.
  2. No hay espacio donde Dios no esté; El espacio no existe aparte de Él. Está en el cielo, en el infierno, más allá de los mares; habitando en todas las cosas y envolviendo a todos. Así, Él abraza, e impregna a todos.
  3. La perfección del aprendizaje es conocer a Dios de tal manera que, aunque te das cuenta de que es comprensible, aún así lo conoces como indescriptible.
  4. El principal servicio que te debo, oh Dios, es que todo pensamiento y cada palabra mía hablen de ti.
  5. La Iglesia es el Barco fuera del cual es imposible entender al Verbo Divino, porque Jesús habló desde la barca a la gente reunida en la orilla.
  6. La insensatez de nuestro tiempo es lamentable, que los hombres piensen en ayudar a Dios con ayuda humana y proteger la Iglesia de Cristo con ambición mundana.
  7. Por muy grande que haya sido un pecador, si se muestra devoto de María, nunca perecerá.
  8. Los niños pequeños siguen y obedecen a su padre. Ellos aman a su madre. No saben nada de codicia, mala voluntad, mal genio, arrogancia y mentira. Este estado de ánimo abre el camino al cielo. Para imitar la propia humildad de nuestro Señor, debemos volver a la sencillez de los pequeños de Dios.
  9. Dios sólo sabe ser amor, y sólo sabe ser Padre. Y quien ama no es envidioso, y quien es Padre lo es totalmente. Este nombre no admite compromisos, como si Dios sólo fuera padre en ciertos aspectos y en otros no.
  10. Dios ha dado gracia gratuita a todos los hombres por la justificación de la fe.

LA VIDA DE SAN HILARIO DE POITIERS

San Hilario nació en Poitiers, Francia, hacia el año 315 y se crió en el paganismo, en una familia de la aristocracia romana local. Su gran curiosidad y su pasión por la verdad, le llevaron a estudiar filosofía, especialmente el neoplatonismo, y después dio con la lectura de la Santa Biblia.

Se convierte al catolicismo por sus estudios, ya adulto, casado y con una hija llamada Abre, y en el año 345 recibió el bautismo. Desde entonces vivió con tanta honestidad y virtud que, al fallecer el obispo de Poitiers, fue escogido para ocupar aquella sede en el año 350.

El siglo en que vivió Hilario estaba convulsionado por contiendas dogmáticas, sobre todo por la herejía arriana, que afirmaba que el Verbo no era Dios, sino sólo la primera de las criaturas creadas por Dios.

Hilario sostenía, de acuerdo con la ortodoxia, la unidad de las tres personas, y que el Verbo divino se había hecho hombre para convertir en hijos de Dios a los que lo recibiesen. Los seguidores de Arrio consiguieron que el emperador Constancio, inficionado de la herejía, desterrase a Hilario a Frigia, provincia romana de Asia, situada en la extremidad del Imperio. Hacia allí se dirigió a fines del 356.

El destierro en Frigia duró cinco años, durante los que aprendió el griego y descubrió a Orígenes, como también la gran producción teológica de los Padres Orientales. Con estas bases escribe un riguroso estudio titulado De Fide adversus ArrianosDe Trinitate, el tratado más profundo hasta entonces sobre el dogma trinitario.

Allí también escribió el opúsculo Contra Maxertiam, en el que atacó al emperador Constancio, acusándole de cesaropapismo y de inmiscuirse en las disputas teológicas y asuntos internos de la disciplina eclesiástica.

conoce su vida completa haciendo click aquí…

[masterslider id=»4″]