Comentario al Santo Evangelio según San Mateo 2,13-18, Católico

Entra en la Palabra del Señor y descubre su poder sanador.

440

Los Santos Inocentes. José y la santa escucha.

Con esta lectura de San Mateo, recordamos a los Santos Inocentes en las festividades de Navidad. Uno de los aspectos para entender este fragmento de la Sagrada escritura es aprender de la disposición de san José hacia el designio salvador de Dios, aceptando su voluntad.

Nuevamente, san José es presentado con testimonio claro de respuesta a la llamada de Dios. Con él debemos identificarnos cuando tenemos que de tomar decisiones en los momentos difíciles de nuestra vida y desde nuestra fe: “Se levantó, tomó de noche al Niño y a su madre, y se retiró a Egipto”, cuando Dios lo pone en conocimiento sobre lo que intentaba Herodes.

También te puede interesar: La coronilla al Niño Jesús

Como ocurre a San José, vivir la auténtica fe hace que nos levantemos y demos respuestas a las cosas que nos suceden siguiendo la voluntad de Dios. Es en esas circunstancias donde Dios habla y nos hace salir “tomando al Niño y a su madre”.

La fe significa escucha y a la vez mansedumbre. Es escuchar la voluntad del Señor que nos llama y nos manda a una misión, y ser mansos a ese llamado.

Es necesario estar atentos como José a los dictados de Dios que habla en nuestras vidas de las maneras más misteriosas. El Señor puede si quiere enviar una ángel para hablarnos, o manifestarse en nuestros sueños. Puede hacer que se sucedan milagros para hacernos entender su voluntad.

Pero el Señor también nos habla en lo sencillo y cotidiano.

Nos habla en su Evangelio, en su misa, en la vida de la Iglesia. Nos habla en los sacramentos, en la oración comunitaria y en la oración personal. Nos habla especialmente en la confesión y en la dirección espiritual con el sacerdote.

Estas practicidad de nuestra fe, impide vivirla como si fuera un hobby o un espacio cerrado de nuestra vida que sólo se abre los domingos. La fe es para vivirse en cada aspecto de la Vida. Es Jesús que nace como una gran Luz que viene a iluminar nuestra oscuridad, a ocupar el lugar central y a llenarlo todo.

Que el Señor nos de la Gracia de hacer de la fe el centro de nuestra vida y la razón de nuestra alegría.

Que así sea.

Lee el Evangelio del Hoy haciendo click aquí

Lee también: Oración a María Reina de los ángeles

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here