Evangelio explicado 14 de Diciembre de 2016

El comentario del Padre Daniel sobre el Santo Evangelio según San Lucas 7,19-23.

58

Buen día.

El Papa siguiendo el evangelio nos habla de Juan el Bautista y señala que el Precursor “comenzó a abajarse, a disminuir para que creciera el Señor, hasta anularse a sí mismo y (dar lugar a Jesús). Esta ha sido la etapa difícil de Juan, porque el Señor tenía un estilo que él no había imaginado, hasta tal punto que en el cárcel -porque estaba en la cárcel en este momento- sufrió no solo la oscuridad de la celda, sino la oscuridad del corazón: ‘Pero, ¿será Éste? ¿No me habré equivocado? Porque el Mesías tiene un estilo tan a mano… No se entiende…’ Y como era hombre de Dios, pide a sus discípulos ir donde Él a preguntar: Pero, ¿eres Tú realmente o debemos esperar a otro? La humillación de Juan es doble: la humillación de su muerte como precio de un capricho pero también la humillación de la oscuridad del alma. Juan ha sabido esperar a Jesús, que ha sabido discernir, ahora ve a Jesús lejos” (Francisco, 24-VI-2014).

También te puede interesar: Mis ángeles estarán siempre contigo

La Navidad es escuela de humildad, también de aquella humildad que es fruto de no querer tener todo resultado, ni el tener respuestas para todo. Juan Bautista podía pasar por Cristo o por profeta, pero presente le cede a sus discípulos y afirma conviene que Él crezca y que yo disminuya. Sabe, pues, ponerse humildemente en segundo plano, desaparecer, para que resalte la presencia del Señor.

El ejemplo de Juan el Bautista nos señala lo fundamental en la vida y nos lleva a ser capaces de hacer sitio a Dios y a los hermanos que nos corresponde servir con sencillez y humildad, sin caer en la tentación de ser mayor que los demás para servirnos de ese puesto y que nos vean los hombres lo importante que somos.

Bendiciones.

LEE TAMBIÉN el EVANGELIO DEL DÍA, y las lecturas del día.

Lee también: Las 10 Rosas de María

Presbítero Daniel Cirrincionepadre daniel

El Padre Daniel desde hace 19 años es sacerdote en la prelatura del Opus Dei, y doctor en Derecho Canónico. Ha desarrollado una intensa y variada labor pastoral, con gente de toda condición, edades y situaciones.