Evangelio explicado 13 de Diciembre de 2016

El comentario del Padre Daniel sobre el Santo Evangelio según San Mateo 21,28-32.

50

Buenos días.

El Señor en la parábola nos cuenta de un hombre que tenía dos hijos que tienen actitudes distintas ante su pedido a ir a trabajar a su viña. El primer hijo dice que no irá, pero más tarde se arrepiente y va. El segundo hijo dijo que iría, pero realmente no fue.

Jesús estaba aplicando esta parábola a los líderes religiosos de su tiempo. Ellos eran como el segundo hijo, el cual dijo que iría, pero no lo hizo. Mientras que aquellos recaudadores de impuestos y rameras que se arrepintieron a la predicación de Juan eran como el primer hijo, el cual dijo que no, pero entonces fue.

También te puede interesar: Mis ángeles estarán siempre contigo

Quizás esta enseñanza nos ayude faltando pocos días para la Navidad a hacer un auténtico propósito con rectitud de intención, de purificarnos para ser auténticos hijos de Dios. Se trata de ser esos hijos que estamos  dispuestos a convertirnos reconociendo nuestras faltas, para poder servir así a nuestros hermanos con un corazón purificado de todo lo personal.

Nos dice el Papa: “Cuando abrimos el corazón en la verdad de nuestros pecados, es el lugar privilegiado del encuentro con Jesucristo. Reconocer nuestra miseria, reconocer lo que nosotros somos y lo que somos capaces de hacer o hemos hecho es precisamente la puerta que se abre a la caricia de Jesús, al perdón de Jesús, a la Palabra de Jesús «Ve en paz, tu fe te ha salvado», porque has sido valiente y has abierto tu corazón al único que puede salvarte. Jesús dice a los hipócritas que las prostitutas y los publicanos les precederán en el Reino de los Cielos. «¡Es fuerte esto! Porque los que se sienten pecadores abren su corazón en la confesión de los pecados, al encuentro con Jesús, que ha dado la sangre por nosotros. (Francisco, 18-IX-2014).

Bendiciones.

LEE TAMBIÉN el EVANGELIO DEL DÍA, y las lecturas del día.

Lee también: Las 10 Rosas de María

Presbítero Daniel Cirrincionepadre daniel

El Padre Daniel desde hace 19 años es sacerdote en la prelatura del Opus Dei, y doctor en Derecho Canónico. Ha desarrollado una intensa y variada labor pastoral, con gente de toda condición, edades y situaciones.

1 Comentario

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here