Evangelio explicado 12 de Diciembre de 2016

El comentario del Padre Daniel sobre el Santo Evangelio según San Lucas 1,39-48.

65

Buen día.

La visita de María a Isabel nos hace contemplar jubilosos las palabras de su prima:

“Dichosa tú, que has creído”.

En efecto, “la primera respuesta al saludo de María la da el niño saltando gozosamente en el vientre de Isabel. Exultar por la alegría del encuentro es, en cierto sentido, el arquetipo y el símbolo de cualquier otra comunicación que aprendemos incluso antes de venir al mundo” (Francisco, 23-I-2015).

Es decir, explicó el Papa en otra ocasión, Dios es quien goza con nosotros, quien nos renueva.

El pasaje que expresa una alegría grande, una alegría que llena nuestro corazón y nuestra vida.

“En el encuentro de María con su prima se respira un clima de alegría” (Francisco, 31-V-2016), que descubre el valor de la entrega en el servicio generoso y desinteresado que hace María.

Hoy asistimos a la segunda anunciación, que es el pasaje elegido para celebrar a nuestra madre de Guadalupe.

También te puede interesar: Letanías a la Virgen de Guadalupe

Esta anunciación es el que el Espíritu Santo revela a santa Isabel el reconocer en María a la Madre de su Señor y esto nos llena de alegría.

Se trata de una alegría que nace del descubrir los frutos del servicio en la alegría.

Se trata de una actitud que no debe faltar nunca en nuestra vida, a actitud de salir de sí mismo: salir para servir y salir para encontrar.

Celebrar a la Virgen de Guadalupe es recordarnos que Dios se hizo servidor y lo manifiesta en María.

Esta visitación que contemplamos nos propone la actitud de servicio alegre, porque la auténtica devoción a María consiste en servir como ella lo hizo. Pero, la tentación es que nos sirvan.

Preguntémonos si verdaderamente queremos ser felices. También, si esa felicidad la encontramos en el servicio. Con el propósito de servir alegres, por amor encaremos nuestro día.

Si queremos imitar a María, si realmente queremos seguir sus pasos, sus virtudes, entonces, vamos a poner los medios en la lucha para convertirnos en auténticos servidores de nuestros hermanos, sin una actitud soberbia, sin una actitud dominadora.

Que tengas un hermoso día, que la Virgen de Guadalupe te haga sentir el amor de su Hijo sirviendo cada día con más entrega.

Pidamos a María nos Ayude a imitar su generosidad y su espíritu de servicio.

LEE TAMBIÉN el EVANGELIO DEL DÍA, y las lecturas del día.

Lee también: Las 10 Rosas de María

Presbítero Daniel Cirrincionepadre daniel

El Padre Daniel desde hace 19 años es sacerdote en la prelatura del Opus Dei, y doctor en Derecho Canónico. Ha desarrollado una intensa y variada labor pastoral, con gente de toda condición, edades y situaciones.