ORACION A LA VIRGEN DESATANUDOS

11116

Rezamos esta oración para resolver todo tipo de dificultades y desatar los nudos que nos impiden unirnos con Dios.

Santa María desatadora de nudos, Santa María, llena de la presencia de Dios, durante los días de tu vida aceptaste con toda humildad la voluntad del Padre, y el Maligno nunca fue capaz de enredarte con sus confusiones.

Ya junto a tu Hijo, intercediste por nuestras dificultades y, con toda sencillez y paciencia, nos diste ejemplo de cómo desenredar la madeja de nuestras vidas.

Y al quedarte para siempre como Madre Nuestra, pones en orden y haces mas claros los lazos que nos unen al Señor.

Santa María, Madre de Dios y Madre Nuestra, Tú que con corazón materno desatas los
nudos que entorpecen nuestra vida, te pedimos que nos recibas en tus manos y que nos libres de las ataduras y confusiones con que nos hostiga el que es nuestro enemigo.

Por tu gracia, por tu intercesión, con tu ejemplo, líbranos de todo mal, Señora Nuestra
y desata los nudos, que impiden nos unamos a Dios, para que libres de toda confusión y error, los hallemos en todas las cosas, tengamos en El puestos nuestros corazones y podamos servirle siempre en nuestros hermanos.

Amén

El 8 de Diciembre celebramos el día de la Virgen Desatanudos.

La devoción:

Las madres siempre están desatando nudos en el hogar. María Santísima, la mejor de las madres, conoce muy bien los nudos que nos atan a pecados y a problemas que parecen no tener solución.

Como la vemos en la pintura, ella desata nuestros nudos. Confiémoslo todo en sus manos. Sobre todo los nudos de la vida conyugal.

Esta devoción comenzó en Augsburgo, Alemania. (en alemán: Maria Knotenlöserin). La pintura original se encuentra en la iglesia de San Peter am Perlach. Es obra de Johann Melchior Georg Schmittdner, del año 1700.

La devoción se ha propagado por todo el mundo, sobre todo en los últimos años en Argentina, de la mano del entonces cardenal Bergoglio, actual Papa Francisco.

La pintura nos muestra a La Virgen actuando bajo la fuerza e inspiración del Espíritu Santo que está sobre ella en forma de paloma. Está rodeada de ángeles que le asisten pues ella es la reina. A su izquierda un ángel le alcanza la cinta llena de nudos, a su derecha otro ángel recoge la cinta ya desatada.

La Virgen Desatanudos es una advocación de la Inmaculada Concepción, con la luna bajo sus pies. Ella no solo desata los nudos sino que aplasta con su pié la causa de todos ellos: la maldita serpiente fomentadora del pecado. En la parte inferior del cuadro, un ángel guía a un hombre por la oscuridad de la vida.

La Virgen quiere ayudarnos pero requiere nuestra humildad para dejarnos llevar de la mano. Hay que saber que estamos en batalla espiritual.

El demonio no puede contra el Hijo de María, Jesús y anda tras sus otros hijos. ¿Quienes son los hijos de María?

La Biblia nos dice:

“Entonces despechado contra la Mujer, se fue a hacer la guerra al resto de sus hijos, los que guardan los mandamientos de Dios y mantienen el testimonio de Jesús” Apocalipsis 12,17.

Pero mientras seamos hijos fieles el enemigo no podrá vencernos. La Madre es refugio seguro.

1 Comentario

DEJA UNA RESPUESTA