Evangelio explicado 22 de Noviembre de 2016

El comentario del Padre Daniel sobre el Santo Evangelio según San Lucas 21, 5-9.

46

Buen día!

En esta última semana del tiempo durante el año, después de haber celebrado la fiesta de Cristo Rey, la Palabra de Dios nos deja un mensaje de advertencia que es, al mismo tiempo, esperanzador y certeza plena para aquellos que estamos llamados a ser testigos y mensajeros de la vida de Jesús.
Nos dice Francisco: “Primero: no dejarse engañar por falsos mesías y no dejarse paralizar por el miedo. Segundo: vivir el tiempo de la espera como tiempo del testimonio y de la perseverancia. Y nosotros estamos en este tiempo de la espera, de la espera de la venida del Señor.
Esta alocución de Jesús es siempre actual, también para nosotros que vivimos en el Siglo XXI. Él nos repite: “Miren, no se dejen engañar. Porque vendrán muchos usurpando mi nombre”.

También te puede interesar: Canto de alabanza a María

Es una invitación para comprender dónde está el Espíritu del Señor y dónde está el mal espíritu. También hoy, en efecto, hay falsos “salvadores”, que tratan de sustituir a Jesús: líderes de este mundo, santones, también brujos, personajes que quieren atraer a sí las
mentes y los corazones, especialmente de los jóvenes. Jesús nos pone en guardia: “¡No los sigan!”. “¡No los sigan!”. (Francisco, 17-XI- 2013).

Para conocer los signos verdaderos, para conocer el camino que debo tomar en este momento, es necesario el don de la oración para hacerlo bien. El cristiano debe saber esperar al Señor en cada instante, un esperar exclusivo en el Señor. Y, esta tarea se hace de modo particular en la oración. El Evangelio nos llama a mirarnos a prepararnos cada vez más en el camino de la santidad.

El mensaje de hoy nos habla del fin del mundo y del Juicio Final: que bueno saber que seremos juzgados en el amor puesto cada día.

Bendecido día.

LEE TAMBIÉN el EVANGELIO DEL DÍA, y las lecturas del día.

Lee también: Los tres milagros modernos de la Virgen de guadalupe a las famosas

Presbítero Daniel Cirrincionepadre daniel

El Padre Daniel desde hace 19 años es sacerdote en la prelatura del Opus Dei, y doctor en Derecho Canónico. Ha desarrollado una intensa y variada labor pastoral, con gente de toda condición, edades y situaciones.

1 Comentario

Comments are closed.