Evangelio explicado 18 de Noviembre de 2016

El comentario del Padre Daniel al Santo Evangelio según San Lucas 19, 45-48.

45

Mi casa será una casa de oración, pero ustedes la han convertido en una cueva de ladrones

Dedicación de las Basílicas de San Pedro y San Pablo

Muy buenos días.

La Basílica de San Pedro en Roma está construida en la colina Vaticana, sobre la tumba de San Pedro. Allí fue martirizado y sepultado San Pedro. Es el templo Cristiano más famoso del mundo.

También recordamos hoy la consagración de la Basílica de San Pablo, que está a 11 kilómetros de San Pedro, en un sitio llamado «Las tres fontanas», donde tradición cuenta que le cortaron la cabeza a San Pablo.

La antigua Basílica de San Pablo de cerca del año 400, en 1823 fue destruida por un incendio y se reconstruyó sobre el modelo de la antigua, con limosnas que los católicos enviaron desde todo el mundo.

Las Basílicas nos ayudan a recordar nuestra fe, reflejan nuestra devoción en los principales apóstoles de Cristo, y nos llaman a impitarlos en la manera de ser sus discípulos.

También te puede interesar: Oración al Santo Cura Brochero

 

Recordarlas es ocasión de dirigir la mirada a Cristo, para seguirlo con ímpetu y entrega, buscando que la Iglesia sea lugar de encuentro con Dios.

En el Evangelio de hoy, vemos a Jesús poniéndose a enseñar en el templo, en un momento en que el Señor sabía que lo querían matar.

Sin duda, su prédica, era un desafío abierto a las autoridades judías. Pero a pesar de esto no lo atrapan, porque » no sabían cómo hacerlo, porque todo el pueblo lo escuchaba y estaba pendiente de sus palabras. »

Cada vez que Jesús hablaba, exponía su vida, sabía que era cuestión de poco tiempo para que llegara el fin.

El valor del cristiano debe parecerse al de su Señor: Él nos ha dejado un ejemplo a seguir para mostrar cómo somos y a quién servimos.

Él dice: “Mi casa será llamada casa de oración. Vosotros, sin embargo, la habéis convertido en una cueva de ladrones”.

La gente iba en peregrinación al templo, rezaba y pedía la bendición del Señor, pero era explotada:

“Nos hará bien pensar si con nosotros ocurre algo parecido. Ver sino utilizamos las cosas de Dios para el propio beneficio.» (Francisco, 29 de mayo de 2015).

Pidamos al Señor la gracia de cuidar nuestra Iglesia con nuestra vida de oración y el ejemplo.

Bendecido día a sus familias.

LEE TAMBIÉN el EVANGELIO DEL DÍA, y las lecturas del día.

Lee también: Oración a nuestra Señora Reina de la Preciosísima Sangre

Presbítero Daniel Cirrincionepadre daniel

El Padre Daniel desde hace 19 años es sacerdote en la prelatura del Opus Dei, y doctor en Derecho Canónico. Ha desarrollado una intensa y variada labor pastoral, con gente de toda condición, edades y situaciones.