COMENTARIO DEL EVANGELIO DE HOY

El comentario del padre Daniel sobre el Santo Evangelio según san Lucas 19, 1-10

70

«Zaqueo, baja pronto, porque hoy tengo que alojarme en tu casa».

Domingo 31º del Tiempo Ordinario – Ciclo C

Buen domingo!!

Hoy el Evangelio nos narra la conversión de Saqueo, el hombre que reacciona ante la misericordia del Señor que entra en su casa a vivir y abrir nuevos horizontes para él.

Jesús no lo encara con acusaciones, ni le recrimina su pecado, sino que le dice: “baja en seguida, porque hoy tengo que alojarme en tu casa”.

Por ello es que Zaqueo deslumbrado reacciona diciendo: “mira, la mitad de mis bienes, Señor, se la doy a los pobres; y si de alguno me he aprovechado, le restituiré cuatro veces más”.

También te puede interesar: ¿Debemos permitir que nuestros niños celebren el Halloween?

Momentos antes de estas palabras Zaqueo se había subido a la higuera para poder ver a Jesús.

No lo había hecho por deseos de conversión, ni porque estuviera convertido. Posiblemente, fuera por pura curiosidad, quería ver a ese hombre famoso del que se contaban hechos portentosos.

La atención es de Jesús hacía él que con su llamada y su actitud misericordiosa hacia él le convirtió.

La conversión es algo que no se ve en los dichos sino en los hechos y por eso vemos que no se limitó a creer en Jesús, sino que desde el primer momento estuvo dispuesto a aceptar y a asumir las consecuencias de su nueva fe.

Zaqueo entendió, que como publicano rico, no podía dejar que, mientras Jesús predicaba la pobreza y una confianza total en la providencia y bondad de un Dios padre, él viviera una vida que no sintonizaba con el Evangelio.

La presencia misericordiosa de Jesús le había transformado.

Si nosotros nos dejamos tocar por el amor de Cristo, por el amor de Dios, seguro que nos convertiremos nuevamente y sucesivamente de verdad a Dios cada día y manifestaremos nuestro amor a Dios con hechos en nuestro prójimo.

Jesús nos muestra el rostro misericordioso de Dios, siempre dispuesto al perdón. Jesús muestra acogida y confianza en Zaqueo y este experimenta que Dios está cerca de él: “hoy ha sido la salvación de esta casa; también éste es hijo de Abrahán.

Porque el Hijo del hombre ha venido a buscar y a salvar lo que estaba perdido”.

Al finalizar la Eucaristía el celebrante nos dice: Vayan en paz.

Esto es una no sólo una invitación sino un envío a la “calle” para que vivamos allí, con el testimonio, las maravillas que ha obrado en nosotros el Señor, como lo hizo con Zaqueo

1 Comentario

  1. Leer el evangelio es.lo mas hermoso que un cristiano puede hacer al iniciar el dia por eso es muy gratificante que por este medio lo pidamos hacer gracias por interedarse por nuesta fortaleza espiritual.
    Dios.los bendiga siempre
    Amen

Comments are closed.