COMENTARIO DEL EVANGELIO DE HOY

536
Evangelio explicado 9 de Octubre de 2016
Evangelio explicado 9 de Octubre de 2016

«¡Jesús, Maestro, ten compasión de nosotros!».

(XXVIII del tiempo durante el año)

¡Muy buen día domingo!

El Evangelio de hoy, en el día del Señor, nos sitúa en dos lugares significativos: Jesús va camino de Jerusalén y pasa cerca de Samaria. Dos pueblos enfrentados.

El Judío, el pueblo elegido de Dios, quienes para la época de la venida de Cristo, habían entendido mal la promesa del Padre, en sentido racial, y por el sólo hecho de la raza, se creían fieles cumplidores de la ley, cuando en realidad sólo la observaban exteriormente.

El samaritano, pueblo que si bien creía en Yahveh, solamente aceptan a Moisés como único profeta, se guían exclusivamente por los cinco libros de la Torá. y no reconocen la tradición oral del Talmud , el conjunto de leyes rituales con que los judíos sobrecargaron los mandamientos de Dios.

Estos pueblos se decían a sí mismos, los verdaderos seguidores de Yahveh, y acusaban al otro de haber corrompido la religión del Señor.

 

También te puede interesar: LA ORACIÓN A LA VIRGEN DEL BUEN REMEDIO

Pero, para Jesús, estas barrares eran cosas de los hombres, y no se detendría frente a ellas, sino que en su peregrinar por la tierra, nos muestra siempre como mira el corazón de cada persona.

Con ello el Señor nos enseña como debe ser nuestra oración.

Nuestra súplica no debe ser una simple profesión de los labios, sino que debe salir de nuestro corazón, que es donde mira Dios.

Por otro lado el relato nos enseña el gran valor del agradecimiento.

A Jesús le salen al paso 10 leprosos, que siendo leprosos, de acuerdo a las leyes rituales de prevención de enfermedades de su tiempo, eran marginados y excluidos de la vida comunitaria.

Ellos son curados por Jesús y cumplen con las indicaciones que les hace de ir presentarse a los sacerdotes, como prescribía la ley de Moisés. Sólo uno de ellos, va más allá del mero cumplimiento.

Y ese único que vuelve a darle las gracias a Jesús es un samaritano.

¡Cuánto habla bien de una persona, el ser agradecido!

El Papa nos dice que “un cristiano que no sabe dar gracias ha olvidado el lenguaje de Dios”.

Se trata de unas palabras fuertes y de gran significado porque la acción de gracias es un sentimiento interior que va más allá del mero cumplimiento de la ley y que manifestará la conversión de nuestro corazón, para tener con Dios una relación de reciprocidad en el amor.

Tenemos que pedir un corazón inmensamente agradecido por lo mucho que ha recibido de Dios sin merecerlo, sabiendo que a Dios nunca podremos ganarle en generosidad.

Que en la Eucaristía de hoy descubramos su significado “acción de gracias”.

Eso es lo que significa la palabra “eucaristía”. Vamos a “dar gracias”, a darle gracias a Dios porque Jesús, muerto y resucitado, nos ha conseguido la salvación, para que podamos vivir felices para siempre.

Que seamos hombres y mujeres agradecidos.

2 Comentarios

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here