La extraordinaria historia de Santa Sofía y sus tres Hijas mártires

7261
La extraordinaria historia de Santa Sofía y sus tres Hijas mártires
La extraordinaria historia de Santa Sofía y sus tres Hijas mártires


Según la tradición Sofía, que significa Sabiduría, era la madre de tres hijas llamadas Fe, Esperanza y Caridad.

Sofía originaria de Grecia estaba casada con Filandro, un joven rico senador, quien muere después de haber nacido su tercera hija.

Permanece viuda y se transfiere a Roma con sus tres Hijas y dedica su vida a visitar a los prisioneros cristianos.

El emperador Adriano a causa de su apostolado la llama pidiéndole que renuncie a su fe. Pero frente a su rechazo el juez la hace desvestir delante de todos y azotar cruelmente marcándola en la frente.

No contento hace también llamar a las tres hijas animadas por  la madre a mantenerse fuertes en la fe.

Sofía les dice:

«¡No tengan  miedo hijas! ¡Sean fuertes en Cristo! ¡Persistan en la fe! No tengan temor de la tortura. Sólo podrán robar sus cuerpos: pero el cielo es mejor. Dios, en  el cielo, les dará un cuerpo maravilloso. Podrán robar sus belleza: pero con la belleza divina resplandecerán entre los ángeles en el Reino de Dios». Se dirige a Dios y dice: Ayúdanos, Señor por la Gloria de tu Santo Nombre a soportar el martirio!»

martirio1_adrianoLa más grande de sus hijas se llamaba Pistis que significa Fe, de 12 años, es la primera en ser interrogada y quedando firme en la fe después de también haber sido ella desvestida y golpeada a latigazos, le cortan un seno del que no fluyó sangre sino leche. Pero como no se dobló su voluntad continuaron  torturándola hasta decapitarla.

Elpis, que significa Esperanza, tenía 10 años cuando comparece delante del juez para encontrar el mismo fin que su hermana mayor, es  echada primera en un horno ardiente al que milagrosamente se le apagan las llamas. Y luego hacen lo mismo con la más pequeña llamada  Caridad, de 9 años.
Sofía no será perdonada por ver torturar y matar a sus hijas, y será justo ella quien  recoge sus cuerpos les da sepultura fuera de la ciudad sobre de una colina apagándose del dolor sobre sus tumbas.

«Una después de la otra volaron al cielo: tres palomas, inocentes y puras. Con ligereza volaron sobre el trono de Cristo y después de ellas también voló el alma de su madre, para reunirse con ellas en el Paraíso.»

Santa Sofía por los méritos del martirio de tus hijas haz que nuestra Fe se fortalezca a fin de dar la vida por Cristo nuestro Señor. Amén»

[masterslider id=»4″]

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here