Comentario del Evangelio, San Mateo 23: 1-12 CATOLICO

194
Evangelio explicado 20 de agosto 2016
Evangelio explicado 20 de agosto 2016

«Hagan y cumplan todo lo que ellos les digan, pero no se guíen por sus obras.»

Muy buenos días queridos hermanos.

La lectura del Evangelio nos puede resultar un tanto dura, pero si nos acercamos con el deseo de descubrir asombro descubriremos el amor de Jesús por los suyos.

Las críticas de Mateo son hacia fariseos y maestros de la ley, llegando Jesús a llamarles usurpadores de la cátedra de Moisés.

Lo verdaderamente grave de estos hombres es que habían cambiado la imagen de Dios acentuando la justicia y soslayando la misericordia.

El Hijo de Dios encarnado quiere que redescubramos, que Dios es un Padre bondadoso y no sólo un justiciero, nos hace ver claro que Dios es Padre, y que no abandona a sus hijos a pesar de su pecado.

Lee también: Oración a la llaga del hombro de Jesús, Aquí…

Por eso creo que hoy podemos meditar en una enseñanza fundamental que enseñanza el Maestro. Que la fe no puede ser transformada en un instrumento de opresión.

Él nos dice las siguientes palabras: “los fariseos atan pesadas cargas y difíciles de llevar, pero ellos no quieren moverlas ni siquiera con un dedo, todo lo hacen para que lo vean”.

Una pregunta íntima que debemos hacernos es, si podrían llamarnos fariseos por las indicaciones que damos a los demás exigiendo que obren de tal modo, sin mirarnos primero nosotros.

Que el propósito de hoy sea renovarnos y esto lo alcanzaremos mirando a Jesús en la contemplación y escucha de su Palabra:

“Él es el primero en practicar el mandamiento del amor, que enseña a todos, y puede decir que es un peso ligero y suave precisamente porque nos ayuda a llevarlo juntamente con Él (cf. Mt 11, 29-30). (Benedicto XVI, Ángelus, 30-X-2011).

2 Comentarios

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here