ORACION A LA VIRGEN DEL CISNE

22524
ORACION A LA VIRGEN DEL CISNE

Nuestra Señora, Virgen del Cisne…

Tú, que no abandonaste jamás al que te invoca, consoladora de afligidos, protectora  de las almas que recurren a ti. Cuando venga a decirte mis dolores, a confiarte mis penas y a derramar a tus pies mis lágrimas recordando a los míos que sufren, a  los que amo, de aquellos que la muerte ha arrebatado.

Haz que mi corazón se llene de gozo al recibir tus gracias divinas, de madre buena.

Oh Jesús Salvador nuestro que quisiste que tu Madre, fuera venerada en la hermosa imagen de Nuestra Señora del Cisne; concédenos bondadoso, que sepamos imitar fielmente en este mundo el testimonio cristiano de tan Santa Madre y Reina, cuyas alabanzas esperamos cantar en el cielo.

Tú que vives y reinas por los siglos de los siglos.

Amén.

Lee también aquí:

.Oración a la Asunción de María al Cielo

LA VIRGEN DEL CISNE

Corría el año 1594, cuando una prolongada sequía vino a azotar duramente a muchos pueblos de la provincia de Loja. El cielo mostrase largo tiempo endurecido, las nubes cual si fuesen de bronce, negaron la ambicionada lluvia, quedando el suelo escuálido y sediento, con lo cual fenecida había toda esperanza en el corazón del campesino.

Vino a agravar la situación la aparición de una formidable plaga de ratones que consumió en breve todo cuanto pudo sobrevivir a los rayos del sol.

Pero donde extremó sus rigores la sequía y la plaga fue en el pequeño pueblo del Cisne llegando al extremo de tomar medida suprema en tan aflictiva situación cual era abandonar el pueblo.

PLEGARIAS QUE SE HICIERON MILAGROS

Mas, antes de poner en ejecución su resolución elevaron fervorosas plegarias al cielo haciendo el voto de erigir en ese lugar una iglesia dedicada a María.

Plegaria tan humilde y fervorosa llegó presto al reino de los cielos: se desato en beneficiosa lluvia sobre los campos.

Desde aquel día 12 de octubre 1594, cesó el rigor del tiempo, densas nubes cubrieron el horizonte tomando de seguidas las aguas a fertilizar el suelo. Tal fue el portento que dio origen a la pequeña imagen de María que principió a venerarse bajo la advocación de El Cisne.

[masterslider id=»4″]
ORACION A LA ASUNCION DE MARIA AL CIELO Lee más aquí

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here