COMENTARIO DEL EVANGELIO DE HOY

70

“Señor, si eres tú, mándame ir a tu encuentro sobre el agua”.“Ven”, le dijo Jesús.

En el Evangelio Jesús nos dice como a Pedro, “ven”. Nos dice ten fe en Mí. Confía en tu Dios.

Pedro al ver que era el Señor quien caminaba en el agua, en un primer momento, se sintió seguro y comenzó a dar los primeros pasos. Pero, de forma inesperada dudó, tuvo miedo, no confió en el poder del Señor que lo hacía caminar sobre las aguas y empezó a hundirse: “al ver la violencia del viento, tuvo miedo, y como empezaba a hundirse, gritó: «Señor, sálvame». Le faltó la fe.

A nosotros nos dice también: confía, ten una fe fuerte. Esta es una fe victoriosa, porque la fe del cristiano camina hacia el Señor resucitado, en medio de las tormentas y peligros del mundo” .

Muchas veces nuestra fe frágil se tambalea con las dificultades. Son ellas las que nos piden un sacrificio mayor, pero ese es el momento de renovar nuestra confianza, porque Jesús permanece allí, tendiendo la mano , como cuando sostuvo a Pedro, mientras le decía: «Hombre de poca fe, ¿por qué dudaste?».

Después en cuanto subieron a la barca, el viento se calmó. Es así que el Señor Jesús siempre infunde seguridad y disipa todos nuestros temores, miedos, angustias y desesperaciones.

Para nuestro Dios es más importante el milagro de nuestra fe que el de caminar sobre los mares. Si tenemos fe, no sólo podremos caminar sobre las aguas, sino que seremos capaces de cosas aún mucho más importantes. ¡Con Jesús todo lo podemos!