COMENTARIO DEL EVANGELIO DE HOY

84
COMENTARIO DEL EVANGELIO 3 julio 2016
COMENTARIO DEL EVANGELIO 3 julio 2016


“La cosecha es abundante, pero los trabajadores son pocos. Rueguen al dueño de los sembrados que envíe trabajadores para la cosecha. ¡Vayan! Yo los envío como a ovejas en medio de lobos…»

Hoy, el fragmento del Evangelio que leemos, nos relata el envío de los setenta y dos discípulos a llevar la noticia de la salvación. Este envío nos llega a cada uno de nosotros,  y nos recuerda que debemos seguir los pasos de estos testigos del Señor.

A cada cristiano Dios lo ha elegido y por ello, lo envía con la confianza de que es Él quien hace crecer y fructificar su Palabra a través nuestro, aunque a veces parezca imposible. Es por ello que, la Iglesia no se cansa en repetirnos que la evangelización es la vocación propia de todo hijo de Dios.

Lee también… ORACIÓN DE PROTECCIÓN POR LA SANGRE DE CRISTO

Pero, sucede que a veces, nos falta fe o pensamos que ella es sólo un compromiso que queda aislado de los demás. También ocurre que, “a veces nos parece que nuestra tarea no ha logrado ningún resultado, pero la misión no es un negocio ni un proyecto empresarial, no es tampoco una organización humanitaria, no es un espectáculo para contar cuánta gente asistió gracias a nuestra propaganda; es algo mucho más profundo que escapa a toda medida.

Quizás el Señor toma nuestra entrega para derramar bendiciones en otro lugar del mundo donde nosotros nunca iremos”.

No olvidemos nunca que, como cristianos y como comunidad cristiana, hemos de ser permanentemente evangelizados y para ello, como nadie da lo que no tiene, hemos de dejar que la luz del Evangelio encienda nuestras vidas por completo.

La base de toda misión, es el hablar con Dios, el poder decirle a Él lo que nos pasa y poder pedirle luces para seguir. Tenemos que sentir la confianza de poder hablar a Dios de los hombres y a los hombres de Dios. Así brillaran nuestras vidas a nuestro alrededor.

Como discípulos-misioneros salgamos confiados a llevar la Buena Nueva, esta es la clave de saber que Dios está con nosotros, con la alegría más honda que se puede tener: “tener escritos nuestros nombres en el cielo” es la garantía que el Señor da a nuestra esperanza.

Que el Señor nos conceda vivir en la alegría de saber que contamos mucho para Dios y que espera mucho de nosotros.

4 Comentarios

  1. Que bueno que se ocupen en enviar x este meduo el evangeluo del dua y la reelección, yi syjieri que nis li envien en. auduo

  2. Padre que la bendición de Dios lo llene de sabiduría y nos siga llevando con tu mensaje ya que es instrumento de Jesús al en cuentro con Diosy podamos llevarlo años demás un laico comprometido Miguel Maldonado de bogota colombia

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here