ORACION PARA PEDIR POR LA PAZ

La paz es un valor y un deber universal por el que debemos orar con insistencia a nuestro Señor.

2004

Señor Dios de Paz, escucha nuestra súplica!

Mira tanto mal en la familia, en la sociedad, en el mundo. Tú que eres Padre amoroso, atiende nuestra súplica. Estamos conmovidos viendo cuánta sangre derramada, cuánta gente llena de odio, de rencor, de miedo, cuánta gente desesperada!

Ayúdanos a vivir en paz, en nuestros corazones, en nuestros pensamientos, en las cosas que hacemos. A aceptar las diferencias, a amar a nuestro prójimo aunque no piense igual, a rezar y desearle el bien a aquellos que  nos hacen daño.

Dónanos Tu paz, enséñanos y guíanos hacia la paz.

Abre nuestros ojos y nuestros corazones y danos la gracia y el coraje para decir: no más guerra!, con la guerra todo se destruye!.

Infunde en nosotros el coraje para realizar gestos concretos para construir la paz.
Señor, Dios del Amor que nos has creado y nos llamas a vivir fraternalmente, danos la fuerza para ser día a día hacedores de la paz, danos la capacidad de mirar con bondad a todos nuestros hermanos que encontremos en nuestro camino. Que transformemos nuestros corazones y trabajemos para construir la paz, donde haya miedo pongamos confianza y nuestras tensiones las aliviemos con el perdón.

Danos la esperanza para que siempre tengamos paciencia y perseverancia para encontrar el dialogo y la reconciliación, para que venza finalmente la paz. Y que del corazón de cada hombre sean arrancados para siempre el odio, división, guerra.

Ponemos nuestra confianza en Ti, porque sabemos que el amor siempre vence, que el bien prevalecerá para siempre.

Te lo pedimos por Jesucristo nuestro Señor.

Amén.

La Iglesia lucha por la paz con la oración.

La paz es un valor y un deber universal; halla su fundamento en el orden racional y moral de la sociedad que tiene sus raíces en Dios mismo. (Compendio de la doctrina Social de la Iglesia puntos 1015 y 1016)…

La oración abre el corazón, no sólo a una profunda relación con Dios, sino también al encuentro con el prójimo inspirado por sentimientos de respeto, confianza, comprensión, estima y amor. La oración infunde valor y sostiene a « los verdaderos amigos de la paz », a los que tratan de promoverla en las diversas circunstancias en que viven.

La oración litúrgica es « la cumbre a la cual tiende la actividad de la Iglesia y, al mismo tiempo, la fuente de donde mana toda su fuerza »; en particular la celebración eucarística, « fuente y cumbre de toda la vida cristiana », es el manantial inagotable de todo auténtico compromiso cristiano por la paz. (compendio de la doctrina social de la Iglesia puntos 1098 a 1101).

[masterslider id=»4″]
ORACION PARA LA PAZ DE LA FAMILIALee más aquí NUESTRA SEÑORA REINA DEL ROSARIO Y DE LA PAZLee más aquí

2 Comentarios

Comments are closed.