Razones Bíblicas para confiar en Dios y no en los hombres.

644
CONFIAR EN JESUS EL BUEN PASTOR

Tantas veces nos hemos sentido abandonados de Dios, y en estos momentos nos hemos preguntado porqué el Señor ha permitido tal o cual desgracia en nuestras vidas.

También tantas veces nos hemos sentido desilusionados o engañados por las personas que conocemos o que se cruzan en nuestro camino, y en esos momentos la amargura nos ha dicho algo así como «que no se puede confiar en nadie».

¿Qué nos dice la Biblia?

Así dice el Señor:

1- Maldito sea aquel que se fía en el hombre, y hace de la carne su apoyo, y de el Señor se aparta en su corazón. (Jeremías 17:5)

2- Bendito sea aquel que confía en el Señor, pues no defraudará el Señor su confianza. (Jeremías 17:7)

3- En el Salmo 22 el Rey David clama a Dios:

Dios mío, Dios mío, ¿por qué me has abandonado? … Dios mío, de día clamo, y no respondes…

Pero también nos dice en el Salmo 23:

El Señor es mi pastor: nada me falta; en verdes pastos él me hace reposar. A las aguas de descanso me conduce, y reconforta mi alma. … 

Aunque pase por quebradas oscuras, no temo ningún mal, porque tú estás conmigo con tu vara y tu bastón, y al verlas voy sin miedo.

Lee también… ¿Sabes que importante es el Ave María? Descúbrelo

¿Qué dice la Iglesia sobre esto?

4- Según la interpretación católica, debemos esperar todo de la Gracia del Señor, pero a la vez contribuir a esas gracias aceptándola de todo corazón, con nuestra libertad. Así como María recibió la Gracia del Señor, y a su vez contribuyó con su SI a los planes del Señor, así debemos hacer cada vez. Siguiendo el modelo de María, es en Dios en quien debemos poner toda nuestra confianza, mientras con nuestra libertad elegimos las cosas de Dios, y rechazamos la tentación con ayuda de su Gracia.

5- Debemos confiar en el hombre, pero sólo a través de Dios, y en lo que esté de acuerdo a la voluntad de Dios expresada en la Biblia, en el catecismo y en la enseñanza de la Iglesia. Y entonces aprenderemos a no esperar ser aprobados por el hombre para estar justificados, sino a tomar nuestras decisiones sabiendo que Dios nos mira y espera de nosotros un acto de amorosa adhesión a sus planes de santidad para nosotros.

Unir a nuestra fe, las buenas obras, posibilitadas por la gracia del Espíritu Santo, que nos ayudan a crecer en Gracia para unirnos más a Cristo, para ser verdaderos discípulos que aprenden de la enseñanza y el ejemplo de su maestro y se empeñan con todas sus fuerzas en imitarlo, buscando fuerzas en la vida de oración y sacramentos, la devoción y el culto a la Santísima Virgen y a los santos, y en la práctica frecuente de la caridad.

[masterslider id=»4″]
COMO REZAR EL SANTO ROSARIOexplicación sencilla en VIDEO aquí ¿PORQUÉ REZAMOS EL AVE MARÍA?Descúbrelo Click Aquí

1 Comentario

Comments are closed.