ORACIÓN AL ESPÍRITU SANTO

6976
ORACIÓN AL ESPÍRITU SANTO
ORACIÓN AL ESPÍRITU SANTO

Querido Dios, Espíritu de Vida, Espíritu Santo, Espíritu de Verdad.

Hoy vengo a hablar contigo, a pedir recibas mi ruego, atiendas mi problema. Dios mío, ¡escúchame! Dios mío, tú que todo lo puedes, ¡sálvame! Yo sólo/a no puedo, sin tí sólo soy capaz de error y mi debilidad me hace caer continuamente.

¡Señor te necesito! ¡Señor ven en mi auxilio! No dejes la obra de tus manos, se caiga por quedar sólo al cuidado de mis reducidas capacidades.

Señor tú eres omnipotente y tú Espíritu de Fuego todo lo penetra, todo lo mejora, todo lo hace brillar. Señor ¡dame tu Espíritu de Vida y discernimiento!

Lee también Exorcismo de San Benito para alejar al demonio, ¡Aquí!

Es tu Espíritu el que hace distinguir lo verdadero de lo falso, el bien del mal. Tú espíritu el que nos salva de nuestra miopía espiritual, de nuestra ceguera moral. Con tu ayuda no erraré, con tu ayuda cuando erre y caiga, rápido me levantaré y volveré al buen camino.

Con tu ayuda cada día me acercaré más a tus caminos. Con tu ayuda sabré distinguir de quienes, cómo y cuándo aprender, y a quiénes, cómo y cuándo no he de escuchar ni seguir.

Que con la guía de tu Espíritu, no pase ni un día sin contemplar la vida, la pasión y la muerte de Cristo en la CRUZ por amor, que sea su ejemplo mi guía, y que nunca lo olvide y también con la fuerza de tu Espíritu pueda testimoniar tu amor con mis prójimos.

Enriquece a través de tu Santo Espíritu, los dones que me has dado en el corazón, en la mente, y en mi espíritu, para que sea capaz de entender como en cada momento de mi vida tengo una oportunidad de decirte sí, y seguirte como lo hizo la Santo Virgen, confiándome totalmente en tu Divina Providencia.

Como en cada momento de prueba, de dolor, de dificultad, tengo la oportunidad de unirme aunque sea mínimamente a la Cruz de nuestro Señor Jesús, y por ella a Él mismo que es Dios.

Señor que con el Don de tu Espíritu pueda yo discernir tu voluntad, seguirla y ser constante en su observancia. Que sepa decirle no al mal, y si a tu Gracia.

Señor ten piedad de mi que soy un pecador, y concédeme este don que hoy humildemente te pido, sabiendo que sin él, sólo soy una hoja al viento. ¡Señor ten piedad!

En ti deposito toda mi confianza, sé que no me defraudarás.

Sé que sin no alcanzo este discernimiento, no será porque Tú hagas faltar tu Gracia. Sino porque yo no he sabido escuchar, dar mi tiempo a buscarte, poner tu amor en primer lugar en mi vida, por sobre todo deseo, todo miedo, toda ansiedad.

Señor, ¡aumenta mi fe, y manda tu Espíritu!

A CONTINUACIÓN DE ESTA ORACIÓN RECOMENDAMOS REZAR EL EXORCISMO DE SAN BENITO:

[masterslider id=»4″]
LETANIAS AL ESPIRITU SANTOLee más aquí OTRA ORACION AL ESPIRITU SANTOLee más aquí

2 Comentarios

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here