SEÑOR AYÚDAME A SER MISERICORDIOSO

709
SEÑOR AYÚDAME A SER MISERICORDIOSO
SEÑOR AYÚDAME A SER MISERICORDIOSO

En la oración experimentamos la compasión de Dios Padre, lleno de amor misericordioso.

Para recibir misericordia hay que aprender primero a darla, porque así nos la da el Padre del Cielo, gratis, sin antes haber hecho nosotros nada para merecerla.

LA ORACION:

Jesús, yo deseo transformarme en Tu Misericordia y ser un vivo reflejo de Ti. Que este supremo atributo de Dios pase a través de mi corazón a los demás.

Ayúdame Señor a que mis ojos sean misericordiosos para que yo jamás juzgue según las apariencias, sino que busque siempre lo bello en el alma de mi prójimo y siempre sea pronto a ayudar.

Ayúdame, Señor a que mis oídos sean misericordiosos para que tome en cuenta las necesidades de mi prójimo y no sea indiferente a sus penas y sufrimientos.

Ayúdame, Señor a que mi lengua sea misericordiosa para que jamás hable negativamente de ningún hermano y siempre tenga palabras de consuelo y perdón para todos.

Ayúdame, Señor a que mis manos sean misericordiosas y llenas de buenas obras, para que solo sepa hacer el bien a los que me rodean y cargue sobre mí las tareas más difíciles y penosas.

Ayúdame, Señor a que mis pies sean misericordiosos para que siempre me apresure a socorrer a mi prójimo, dominando mi propia fatiga y cansancio.

Ayúdame, Señor a que mi corazón sea misericordioso para que pueda sentir el dolor de mis hermanos.

Te pido Dios mío que Tu Misericordia repose por siempre dentro de mí.

Santa Faustina