NOVENA DEL TRABAJO DE SAN JOSEMARIA ESCRIVA

1514
La novena DEL TRABAJO

Desde el 17 al 25 de Junio rezamos la novena a San Josemaría Escrivá, fundador del Opus Dei, quien centró su apostolado en que cada persona puede ser santo en su trabajo, sea cual fuese, si lo hace con amor, dando testimonio del Amor de Dios.

Lee también la oración a San Josemaría por la familia, aquí

ORACIÓN INTRODUCTORIA A SAN JOSEMARÍA:

Oh Dios que por intercesión de la Virgen María otorgaste a San Josemaría, sacerdote, gracias innumerables, escogiéndolo como instrumento fidelísimo para fundar el Opus Dei, camino de santificación en el trabajo profesional y en el cumplimiento de los deberes ordinarios del cristiano: haz que yo sepa convertir los momentos y trabajos de la vida en ocasión de amarte y de servir con alegría y con sencillez a la Iglesia, al Papa y a las almas, iluminando los caminos de la tierra con la luminaria de la fe y del amor.

Concédeme por la intercesión de San Josemaría el favor que te pido…… Amén.

PRIMER DIA : Trabajo, camino de Santidad

josemaria1Reflexión de San Josemaría:
Hemos venido a llamar de nuevo la atención sobre el ejemplo de Jesús que, durante treinta años, permaneció en Nazareth trabajando, desempeñando un oficio.

En manos de Jesús el trabajo, y un trabajo profesional similar al que desarrollan millones de hombres en el mundo, se convierte en tarea divina, en labor redentora, en camino de salvación.

Allí donde están tus hermanos los hombres, allí donde están tus aspiraciones, tu trabajo, tus amores, allí está el lugar de tu encuentro cotidiano con Cristo (…) Dios nos espera cada día: en un laboratorio, en el quirófano de un hospital, en la cátedra universitaria, en la fábrica, en el taller, en el campo, en el hogar de familia y en todo el inmenso panorama del trabajo.

PARA ENCONTAR TRABAJO

Para que Dios Nuestro Señor, me oriente en el esfuerzo de buscar
trabajo, y me bendiga haciéndome conseguir un empleo honesto,
digno y estable; y que, después, me ayude a ver mi tarea profesional
como un camino de santificación y de servicio a los demás, donde mi
Padre Dios me espera a todas las horas y me pide que imite a Jesús
cuando trabajaba como carpintero en Nazareth.

PARA REALIZAR UN TRABAJO

Para que Dios Nuestro Señor me ayude a ver mi tarea profesional
como un camino de santificación y de servicio a los demás, donde Él
me espera a todas las horas y me pide, en todas las circunstancias,
que imite a Jesús cuando trabajaba como carpintero en Nazareth.

Haz click en el día de la novena que corresponda:

SEGUNDO DÍA: Trabajar por amor a Dios

TERCER DÍA: Trabajar con orden y constancia

CUARTO DÍA: Trabajo bien acabado

QUINTO DÍA: Todos los trabajos honrados son dignos

SEXTO DÍA: Trabajar en compañía de Dios y con rectitud de intención

SEPTIMO DÍA: Madurar en las virtudes por medio del trabajo

OCTAVO DÍA: Trabajar es servir, ayudar a los demás

NOVENO DÍA: Hacer apostolado con nuestro trabajo

SEGUNDO DÍA DE LA NOVENA: Trabajar por amor a Dios

Reflexión de San Josemaría:
La dignidad del trabajo está fundada en el Amor. El gran privilegio
del hombre es poder amar, trascendiendo así lo efímero y lo transitorio.

Hacedlo todo por Amor. –Así no hay cosas pequeñas: todo es grande.
–La perseverancia en las cosas pequeñas, por Amor, es heroísmo.

Insisto: en la sencillez de tu labor ordinaria, en los detalles monótonos
de cada día, has de descubrir el secreto para tantos escondido
de la grandeza y de la novedad: el Amor. (Surco, n. 489)

PARA ENCONTRAR TRABAJO

Para que Dios me conceda la gracia de conseguir prontamente un
trabajo, que proporcione seguridad a mi familia. Y, al mismo tiempo,
para que Él me ayude a comprender que lo que da valor a cualquier
trabajo honrado es el amor con que lo hacemos: en primer lugar,
amor a Dios, a quien le ofrecemos el trabajo; y amor al prójimo, a
quien queremos servir y serle útil.

PARA REALIZAR UN BUEN TRABAJO

Para que Dios me ayude a comprender que lo que da valor a cualquier
trabajo honesto es el amor con que lo hacemos: en primer lugar,
amor a Dios, a quien le ofrecemos el trabajo; y amor al prójimo, a
quien queremos servir y serle útil.

Rezar la oración a San Josemaría

TERCER DÍA DE LA NOVENA: Trabajar con orden y constancia

JOSEMARIA 4Reflexión de San Josemaría:
¡Qué breve es la duración de nuestro paso por la tierra!… Verdaderamente es corto nuestro tiempo para amar, para dar, para desagraviar.

No es justo, por tanto, que lo malgastemos (…) no podemos desbaratar esta etapa del mundo que Dios confía a cada uno.

Cuando tengas orden se multiplicará tu tiempo, y, por tanto, podrás dar más gloria a Dios, trabajando más en su servicio.

PARA ENCONTRAR TRABAJO

Para que, con el auxilio de la Virgen, consiga un trabajo estable y
apropiado. Y que, cuando –por la bondad de Dios– ya esté trabajando,
sepa aprovechar el tiempo como un tesoro; y me esmere en mejorar
la virtud del orden, de tal modo que consiga hacerlo todo con
puntualidad, intensidad y constancia, sin confusiones ni retrasos,
siguiendo un plan bien estructurado, que me permita dedicar, de
forma equilibrada, los horarios convenientes a cada uno de mis deberes:
vida espiritual, familia, profesión y relaciones sociales.

PARA REALIZAR UN BUEN TRABAJO

Para que, con el auxilio de la Virgen, sepa aprovechar el tiempo como
un tesoro; y me esmere en mejorar la virtud del orden, de tal modo
que consiga hacerlo todo con puntualidad, intensidad y constancia,
sin confusiones ni retrasos, siguiendo un plan bien estructurado, que
me permita dedicar, de forma equilibrada, los horarios convenientes
a cada uno de mis deberes: vida espiritual, familia, profesión y relaciones
sociales.

Rezar la oración a San Josemaría

 

CUARTO DÍA DE LA NOVENA: Trabajo bien acabado

Reflexión de San Josemaría:
No podemos ofrecer al Señor algo que, dentro de las pobres limitaciones
humanas, no sea perfecto, sin tacha, efectuado atentamente
también en los mínimos detalles: Dios no acepta las chapuzas. No
presentaréis nada defectuoso, nos amonesta la Escritura Santa, pues
no sería digno de Él.

Por eso, el trabajo de cada uno, esa labor que ocupa nuestras jornadas y energías, ha de ser una ofrenda digna para el Creador, operatio Dei, trabajo de Dios y para Dios: en una palabra, un quehacer cumplido, impecable. (Amigos de Dios, n. 55)

Ante todo, hemos de amar la Santa Misa que debe ser el centro de
nuestro día. Si vivimos bien la Misa, ¿cómo no continuar luego el
resto de la jornada con el pensamiento en el Señor, con la comezón
de no apartarnos de su presencia, para trabajar como Él trabajaba y
amar como Él amaba?

PARA ENCONTRAR TRABAJO

Para que, con el auxilio de la Santísima Virgen, no tarde en resolverse
el problema de mi desempleo. Y para que, al iniciar un trabajo
nuevo, Dios me ayude a realizarlo con categoría, con la mayor perfección
posible, sin hacer las tareas de cualquier modo, convencido
de que un trabajo mal hecho no puede santificarse, porque le falta
amor, que es la condición imprescindible para que cualquier actividad
humana pueda ser agradable a Dios.

PARA REALIZAR UN BUEN TRABAJO

Para que Dios me ayude a realizar mi trabajo con categoría, con la
mayor perfección posible, sin hacer las tareas de cualquier modo, convencido de que un trabajo mal hecho no puede santificarse, porque le
falta amor, que es la condición imprescindible para que cualquier actividad
humana pueda ser agradable a Dios.

Rezar la oración a San Josemaría

 

QUINTO DÍA DE LA NOVENA: Todos los trabajos honrados son dignos

Ignored Tags: $0118, $0119

Reflexión de San Josemaría:
Es hora de que los cristianos digamos muy alto que el trabajo es un
don de Dios, y que no tiene ningún sentido dividir a los hombres en
diversas categorías según los tipos de trabajo, considerando unas
tareas más nobles que otras. El trabajo, todo trabajo, es testimonio
de la dignidad del hombre.

Ante Dios, ninguna ocupación es por sí misma grande ni pequeña.
Todo adquiere el valor del Amor con que se realiza. (Surco, n. 487)

PARA ENCONTRAR TRABAJO

Para que Dios me conceda la alegría de conseguir trabajo, una ocupación
en la que pueda ser útil y desarrollar todas mis capacidades.

Y que si, por ahora, este trabajo es inferior a mi preparación y a mis
aspiraciones legitimas, no lo desprecie, sino que –mientras no encuentre
otro trabajo más adecuado– lo realice con toda responsabilidad,
procurando que tenga la categoría del trabajo que Jesús realizó
en el taller de Nazareth.

PARA REALIZAR UN BUEN TRABAJO

Para que si, actualmente, mi trabajo es inferior a mi preparación y a
mis aspiraciones legitimas, no lo desprecie, sino que –mientras no
encuentre otro trabajo más adecuado– lo realice con toda responsabilidad,
procurando que tenga la categoría del trabajo que Jesús realizó
en el taller de Nazareth.

Rezar la oración a San Josemaría

SEXTO DÍA DE LA NOVENA: Trabajar en compañía de Dios y con rectitud de intención

Reflexión de San Josemaría:
Debes mantener –a lo largo de la jornada– una constante conversación
con el Señor, que se alimente también de las mismas incidencias de tu
tarea profesional.

Por cristiano, debieras llevar siempre contigo tu Crucifijo. Y ponerlo sobre
tu mesa de trabajo. Y besarlo antes de darte al descanso y al despertar.

Pon en tu mesa de trabajo, en la habitación, en tu cartera…, una imagen
de Nuestra Señora, y dirígele la mirada al comenzar tu tarea, mientras
la realizas y al terminarla. Ella te alcanzará ¡te lo aseguro! la fuerza para
hacer, de tu ocupación, un diálogo amoroso con Dios.

PARA ENCONTRAR TRABAJO

Para que Dios me conceda un empleo honrado y digno, y abra los ojos de
mi alma para comprender que Él está siempre a mi lado.

Que, para no perder de vista esta realidad maravillosa, me esfuerce en tener presencia de Dios durante el trabajo, sirviéndome discretamente –como de un
«despertador»– de un crucifijo pequeño, de una estampa de la Virgen, de
la imagen de otro santo de mi devoción; «despertadores» colocados donde
yo los pueda ver con frecuencia, sin exhibicionismo ni alarde.

PARA REALIZAR UN BUEN TRABAJO

Para que Dios me haga comprender que Él está siempre a mi lado
mientras estoy trabajando.

Y que, para no perder de vista esa realidad
maravillosa, me esfuerce en tener presencia de Dios durante el
trabajo, sirviéndome discretamente –como de un «despertador»– de
un crucifijo pequeño, de una estampa de la Virgen, de la imagen de
otro santo de mi devoción; «despertadores» colocados donde yo los
pueda ver con frecuencia, sin exhibicionismo ni alarde.

Rezar la oración a San Josemaría

 

SEPTIMO DÍA DE LA NOVENA: Madurar en las virtudes por medio del trabajo

San-JoseMaria2Reflexión de San Josemaría:

Todo aquello en que intervenimos los pobrecitos hombres –hasta la santidad– es un tejido de pequeñas menudencias, que –según la rectitud de intención– pueden formar un tapiz espléndido de heroísmo
o de bajeza, de virtudes o de pecados.

Es toda una trama de virtudes la que se pone en juego al desempeñar nuestro oficio, con el propósito de santificarlo: la fortaleza, para perseverar
en nuestra labor, a pesar de las naturales dificultades y sin dejarse vencer nunca por el agobio; la templanza, para gastarse sin reservas y para superar
la comodidad y el egoísmo; la justicia, para cumplir nuestros deberes con Dios, con la sociedad, con la familia, con los colegas; la prudencia, para saber en cada caso qué es lo que conviene hacer, y lanzarnos a la obra sin dilaciones… Y todo por Amor.

PARA ENCONTRAR TRABAJO

Para que, con la ayuda de la Virgen Santísima, encuentre el trabajo
que busco. Y que, al asumir plenamente ese trabajo nuevo, Dios me
ayude a desarrollar –por el modo de realizarlo–, las virtudes cristianas
y a madurar espiritualmente.

Que procure ser paciente y comprensivo,
tanto con los jefes como con los colegas y subordinados;
que sea sencillo y humilde, huyendo de la vanidad y del exhibicionismo;
que lo haga todo, en una palabra, con pureza de corazón.

PARA REALIZAR UN BUEN TRABAJO

Para que Dios me ayude a desarrollar las virtudes cristianas, en medio
del trabajo, y a madurar espiritualmente, por el modo de realizarlo.

Que procure ser paciente y comprensivo, tanto con los jefes como
con los colegas y subordinados; que sea sencillo y humilde, huyendo
de la vanidad y del exhibicionismo; que lo haga todo, en una palabra,
con pureza de corazón.
Rezar la oración a San Josemaría

 

OCTAVO DÍA DE LA NOVENA: Trabajar es servir, ayudar a los demás

Reflexión de San Josemaría:
Pensad que con vuestro quehacer profesional realizado con responsabilidad, además de sosteneros económicamente, prestáis un servicio directísimo al desarrollo de la sociedad, aliviáis también las
cargas de los demás y mantenéis tantas obras asistenciales –a nivel
local y universal– en pro de los individuos y de los pueblos menos
favorecidos. (Amigos de Dios, n. 120)

PARA ENCONTRAR TRABAJO

Para que Dios Nuestro Señor me conceda el trabajo que le pido con
tanta fe.

Y para que infunda en mi alma el deseo de hacer de mi
trabajo, no una actividad egoísta, encerrada en mis intereses, sino
un servicio abierto al bien y a la utilidad de muchos, realizado con la
certeza de que ese ideal de servicio a los demás dará a mi vida un
sentido nuevo, más elevado y alegre.

PARA REALIZAR UN BUEN TRABAJO

Para que Dios infunda en mi alma el deseo de hacer de mi trabajo,
no una actividad egoísta, encerrada en mis intereses, sino un servicio
abierto al bien y a la utilidad de muchos, realizado con la certeza
de que ese ideal de servicio a los demás dará a mi vida un sentido
nuevo, más elevado y alegre.

Rezar la oración a San Josemaría

 

NOVENO DÍA DE LA NOVENA: Hacer apostolado con nuestro trabajo

Reflexión de San Josemaría:
El trabajo profesional es también apostolado, ocasión de entrega a los demás hombres, para revelarles a Cristo y llevarles hacia Dios Padre.

Vive tu vida ordinaria; trabaja donde estás, procurando cumplir los deberes de tu estado, acabar bien la labor de tu profesión o de tu oficio, creciéndote, mejorando cada jornada.

Sé leal, comprensivo con los demás y exigente contigo mismo. Sé mortificado y alegre. Ese será tu apostolado.

Y, sin que tú encuentres motivos, por tu pobre miseria, los que te rodean vendrán a ti, y con una conversación natural, sencilla –a la salida del trabajo, en una reunión de familia, en el autobús, en un paseo, en cualquier parte– charlaréis de inquietudes que están en el alma de todos, aunque a veces algunos no quieran darse cuenta: las irán entendiendo más, cuando comiencen a buscar de verdad a Dios.

PARA ENCONTRAR TRABAJO

Para que Dios, por mediación de Nuestra Señora, me haga encontrar un buen trabajo, en el cual pueda crecer profesionalmente y dar lo mejor de mí. Y que me ayude a ver, en el ambiente profesional, un
campo abierto a la realización de la misión apostólica que Dios confía a todos los bautizados, aprovechando las oportunidades que Él me da para ayudar a colegas, amigos, colaboradores, clientes, etc., a descubrir las maravillas de la fe cristiana.

PARA REALIZAR UN BUEN TRABAJO

Para que Dios me ayude a ver, en el ambiente profesional, un campo abierto a la realización de la misión apostólica que Dios confía a todos los bautizados, aprovechando las oportunidades que Él me da para ayudar a colegas, amigos, colaboradores, clientes, etc., a descubrir las maravillas de la fe cristiana.

[masterslider id=»4″]

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here