ASOMBROSOS MILAGROS DE AKITA

1264
ASOMBROSOS MILAGROS DE AKITA

En junio de 1988, Joseph Cardinal Ratzinger, Prefecto de la Congregación para la Doctrina de la Fe, impartió el juicio definitivo sobre los eventos y mensajes de Akita, juzgándolos confiables y dignos de fe. El Cardenal observó que Akita es una continuación de los mensajes de Fátima.

LOS MILAGROS DE LA VIRGEN DE AKITA

“Recen mucho las oraciones del Rosario, ya que yo, y solo yo, puedo protegerlos de las calamidades que se aproximan”.

En la remota área de Yuzawadai, en las cercanías de la ciudad de Akita, Japón, hay una pequeña capilla en un convento que contiene una estatua de la Virgen María, Nuestra Señora de Todos los Pueblos.

Este pequeño convento se concentraba en la Adoración Eucarística, que era el centro de la vida de la congregación.

Fue a esta capilla a donde llegó Agnes Katsuko Sasagawa luego de quedar completamente sorda.

Agnes era una monja profundamente creyente que había vivido de primera mano el poder de los milagros cuando tomar agua de Lourdes le permitió recuperarse de varios problemas de salud que la habían acompañado desde años atrás a consecuencia de una operación de apendicitis muy mal practicada. Desde entonces su devoción había sido completa

EL PRIMER MILAGRO

virginvidente-de-akita-500x327Ya en la capilla de Akita.  Agnes comenzó a sufrir una serie de visiones marianas hacia comienzos de 1973 que la llevaron a advertir a sus compañeras que algo importante estaba por suceder. El 28 de junio de 1973, en efecto, dos heridas en forma de cruz aparecieron en la palma de su mano izquierda, causándole mucho dolor. El 6 de julio de aquel mismo año, por primera vez, oyó un mensaje de la Virgen:
“Rezad mucho las oraciones del Rosario, ya que yo, y solo yo, puedo protegeros de las calamidades que se aproximan”.

Según afirma la hermana Agnes, la Virgen le enseñó a rezar después de cada misterio del rosario la oración que Ella les había enseñado a los tres pastorcitos en Fátima: “Oh Jesús mío, perdona nuestros pecados, presérvanos del fuego del infierno y lleva a todas las almas al cielo, especialmente a las más necesitadas de tu misericordia”.
Su ángel custodio rezaba muchas veces con ella el rosario. Ella dice que su voz era bella, pero la de la Virgen tenía algo más de divino; la del ángel parecía un canto, la de la Virgen, una oración.

El mismo día del mensaje algunas hermanas comenzaron a notar la aparición de sangre en la estatua, principalmente, en una marca nueva que mostraba en su mano derecha. Las personas comenzaron a visitar el lugar en el que la mano sangró por más de dos meses, hasta el 29 de septiembre de 1973.

El día que las heridas desaparecieron y la Virgen dejó de sangrar, las hermanas notaron que había comenzado a exudar agua o algún tipo de líquido.

Poco tiempo después, cuando todo parecía haber terminado, Agnes recibió un segundo mensaje de la Virgen:

“Muchos hombres en este mundo enfurecen al Señor. Deseo que las buenas almas lo consuelen, para suavizar la ira del Padre Celestial”. Deseo, junto con mi hijo, por almas que reparen mediante su sufrimiento y su pobreza las acciones de ingratos y pecadores”

Y dos años después, la estatua volvió a sorprender a su comunidad.

EL SEGUNDO MILAGRO

Nuestra-Señora-de-AkitaEl 4 de enero de 1975, año y medio después de que su mano derecha apareciera lastimada por una herida, la estatua comenzó a llorar. No se trataba de un llanto constante, más bien de la aparición esporádica de lágrimas en sus ojos que luego corrían por todo su rostro. De manera espontánea la estatua lloraría un total de 101 veces en un lapso de 6 años y 8 meses.
Pero el verdadero milagro vino luego del final de estos llantos misteriosos.

 

Mi hija, mi novicia, me has obedecido bién abandonándolo todo para seguirme. ¿Es dolorosa la enfermedad de tus oídos? Tu sordera será sanada, estate segura. ¿Te causa sufrimiento la herida de tu mano? Reza en reparación por los pecados de los hombres. Cada persona en esta comunidad es mi hija irremplazable. ¿Haces bien la oración de las Siervas de la Eucaristía? Entonces, oremos juntas. Estando en plena misa, en 1982, Agnes se curó de su sordera.

ESTUDIOS Y OTROS MILAGROS

Las hermanas habían permitido al Profesor Sagisaka de la Facultad de Medicina Legal de la Universidad de Akita recolectar algunas muestras de sangre y de lágrimas que luego fueron analizadas por los laboratorios de dicha institución. Los análisis revelaron que se trataba en efecto de lágrimas humanas y de sangre de los tipos O, B y AB. También había un componente minoritario de sudor humano.

Así mismo, se popularizó la historia de una mujer coreana cuyo tumor cerebral habría sido curado gracias a una cadena de oración pidiendo la intervención de la Virgen de Akita. Tanto el tumor como la curación fueron  verificados por médicos de Corea del Sur.

ORACION

Sacratísimo Corazón de Jesús, verdaderamente presente en la Santa Eucaristía, te consagro mi cuerpo y alma para ser enteramente una con Tu Corazón, sacrificado cada instante en todos los altares del mundo y dando alabanza al Padre, implorando por la venida de Su Reino.
Ruego que recibas esta humilde ofrenda de mi ser. Utilízame como quieras para la gloria del Padre y la salvación de las almas.  Santísima Madre de Dios, no permitas que jamás me separe de tu Divino Hijo. Te ruego me defiendas y protejas como tu hijo especial. Amen
Cuando la oración había terminado, la voz celestial dijo: “Reza mucho por el Papa, los obispos y los sacerdotes. Desde tu bautismo siempre has orado fielmente por ellos. Continúa orando mucho… mucho. Dile a tu superior todo lo ocurrido hoy y obedécele en todo lo que te diga. El ha pedido que ores con fervor”.

“Si los hombres no se arrepienten y se mejoran a sí mismos, el Padre infligirá un castigo terrible sobre toda la humanidad. Este será un castigo más grande que el diluvio, tal como nunca se ha visto antes. Fuego descenderá del cielo y destruirá una gran parte de la humanidad, los buenos también como los malos, sin escoger sacerdotes o fieles.
Los sobrevivientes se encontrarán tan desolados que envidiaran a los muertos. Las únicas armas que permanecerán para ustedes serán El Rosario y el Signo dejado por mi hijo. Cada uno recitará las oraciones del Rosario.
Con el rosario recen por el Papa, los Obispos y los sacerdotes.
El trabajo del demonio se infiltrará aun dentro de la Iglesia en tal forma que uno verá cardenales oponiéndose a otros cardenales, obispos en contra de obispos. Los sacerdotes que me veneren serán ridiculizados y opuestos por otros sacerdotes. Las iglesias y los altares serán saqueados. La Iglesia estará llena de aquellos que aceptan compromisos y el demonio pondrá presión sobre muchos sacerdotes y almas consagradas para que dejen el servicio del Señor.
El demonio será especialmente implacable en contra de las almas consagradas a Dios. El pensamiento de la perdida de tantas almas es la causa de mi tristeza. Si los pecados aumentan en numero y en gravedad, ya no habrá perdón para ellos.
Recen mucho las oraciones del Rosario. Yo sola todavía puedo salvarles de las calamidades que se acercan. Aquellos que ponen su confianza en mi serán salvados”.

ORACION A NUESTRA SEÑORA DE AKITALee más aquí [masterslider id=»4″]
REZA EL ROSARIO DE HOY – MISTERIOS GLORIOSOSVIDEO aquí

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here