10 ROSAS DE MARIA

14698
la beata virgen maría

1- LA TERNURA

En María, Dios revela toda su ternura. Dios es para nosotros un misterio, y habita en una nube inaccesible. El se hace amigo del Hombre en la historia, primero en Cristo que su revelación plena.

Pero la mujer revela el misterio de Dios, en cuanto su amor de madre, que es como si Dios mismo hablara a quienes somos testigos de él que nos dice: «Como esta madre a sus hijos, así y más yo los quiero a ustedes».

Y en la mujer se manifiesta también por el poder concedido por Dios de dar la Vida: «así como la madre genera a un hijo, así yo los he creado, pero desde la nada». Dios se presenta como misericordia, es decir según su raíz hebrea, como el Útero de la madre, en el sentido de amor de madre por el hijo que es parte de sí misma.

Por eso María el modelo excelente de mujer, es «la madre de la ternura» y la «testigo viva de la ternura de Dios».

2- EL HEROÍSMO

En María la virtud es llevada al nivel del heroísmo, de una niña que enfrenta la lapidación, por ser fiel a la Voluntad del Padre, que no teme, y da su Sí absoluto a Su Señor que se anuncia en el Ángel. Es en ella también heroico su camino junto a su hijo especialmente en el calvario y Cruz.

Y lo es durante toda su vida de fe, pureza, y consuelo y sostenimiento de todos, desde su apoyo a Isabel, a su papel en el Sábado Santo y Domingo de resurrección y demás acontecimientos hasta pentecostés, y luego hasta su misma asunción al Cielo, algunos de esos hechos relatados por la Santa Biblia y otros por recopilados por la tradición.

3- El silencio

La silencia es la virtud de los que quieren ser llenados por Dios, primero han de vaciarse de si mismos.

Estar vacíos, ser «vírgenes» en el sentido de ser todo de Dios. Ponerse como ella delante de la Cruz, como ella en la escucha del Ángel. en el estupor y la maravilla.

4- La escucha

Desde ese silencio María escucha al Señor, a ese Dios que nos transforma que cambia nuestras vidas.

La Palabra de Dios nos da sentido en la vida y permanece como un mapa preciso que guía cada decisión de la vida.

5- La obediencia

María sierva obediente de Dios, adhiere al proyecto del Padre, porque sabe en su interior y está totalmente convencida de que la felicidad que permanece es la que llega de hacer la voluntad del Señor, la luz que da sentido a la vida.

6- La humildad

La humildad es el fundamento y base de todas las demás virtudes de María. No es falsa modestia, no es falta de valor, ni vergüenza de sí. Es saber que todo bien viene del Señor, y sin Él ninguno.

Es saber que todas las puertas del enemigo se abren con la llave del orgullo. La humildad es mirar a Cristo e imitarlo y obedecerlo a la vez.

7- La virtud del ponerse en camino

Como fue a Isabel, como fue a Belén a punto de parir, como fue a Egipto, como acompañó los años de vida pública del Señor, como vivió su pasión y esperó su resurrección y acompaño y sostuvo a los discípulos hasta su asunción en los cielos, y como desde allí ha seguido acompañando a sus hijos en cada paso, cercana, siempre buscando donde estamos y viniendo a nosotros en la apariencia que tenemos, se hizo morena en México, oriental en Japón, virgen negra en tantos lados.

María siempre está en camino, y nos ayuda a caminar hacia el Señor.

8- La virtud del servicio

Como consecuencia de su humildad, de su escuchar, de su silencio, de su obediencia de su caminar, de su ternura y de su heroísmo, María es servicio, al servicio de Dios Padre y su Hijo Jesucristo, y el Espíritu Santo, al servicio de nosotros sus hijos que a ella acudimos en los momentos de dificultad.

9- La virtud de la Pureza

La claridad, la limpieza de las intenciones, de la voluntad, de la mirada; la transparencia de la cual todo se vive con Cristo en el Centro, viene de un corazón no dividido, sino consagrado enteramente al Señor.

En María no cabe sombra de falsedad, de hipocresía, de cálculo, de ironía, de pedantería, de mezquindad. Ella es toda virtud y toda pureza. Por que pura es su relación con Dios. En ella no hay lugar a idolatrías, que dividen el corazón y alejan del Padre.

10- La Virtud de la misericordia

La misericordia resume todas las virtudes. No es sólo piedad, compasión; es más que eso, es el Amor fiel de Dios en su alianza con su pueblo, con su Iglesia.

Dios se da sin medida. Y en su obediencia suprema María encarna esa manera de darse, y se da toda entera por su hijo, y por aquellos por los que su hijo a venido a dar la vida. Porque sólo Jesús es la verdad, sólo Jesús es el absoluto.

María ha entendido la misericordia de Dios, que va más allá de la muerte en la Cruz de su hijo, que va más allá de la traición, abandono y de la infidelidad de los discípulos, y que por ellos pecadores de la vida en una acto supremo de Amor.

¡Madre del Cielo, ruega por nosotros para que sepamos amar e imitar tus virtudes!

[masterslider id=»4″]
Como rezar el RosarioExplicación simple y entretenida en texto y Video 10 promesas de la Virgen a quien reza el RosarioConoce el fruto de la devoción Aquí 3 Milagros de la Virgen de Guadalupe El Testimonio de 3 famosas que recibieron su favor

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here