NUESTRA SEÑORA REINA DEL ROSARIO Y DE LA PAZ

REZA A NUESTRA SEÑORA REINA DEL ROSARIO

3416
Oración a la Virgen María, Rosa mística, Santo Rosario

Virgen Santísima, Reina del Rosario y de la Paz,  recibe nuestras súplicas, y acuérdate de nosotros.

Bríndanos los dones del cielo y de las abundantes gracias de las que estás llena.

El Arcángel te saluda y te llama llena de gracia.

Todas las naciones te llaman bienaventurada, todas las jerarquías del Cielo te bendicen, y nosotros, que pertenecemos a la jerarquía terrestre, te decimos también Dios te salve, llena de gracia, el Señor es contigo; ruega por nosotros, Santa Madre de Dios, Nuestra Señora y nuestra Reina.

Brindándonos tu Rosario, tú nos invitas a contemplar el rostro de Jesús. Tú nos abres tu corazón, abismo de alegría y de dolor, de luz y de gloria, misterio del Hijo de Dios, hecho hombre por nosotros. A tus pies sobre las huellas de los santos, nos sentimos familia de Dios.

Madre y modelo de la Iglesia, tú eres guía y sostén seguro. Haz que seamos un corazón solo y un alma sola, pueblo fuerte en camino hacia la patria del cielo.

Te entregamos nuestras miserias, los tantos caminos del odio y de la sangre, las mil antiguas y nuevas pobrezas y sobre todo nuestro pecado. A ti nos encomendamos, Madre de misericordia: concédenos el perdón de Dios, ayúdanos a construir un mundo según tu corazón.

Oh Rosario bendito de María, cadena dulce que nos anuda a Dios, cadena de amor que nos hace hermanos, no te dejaremos jamás. En nuestras manos serás arma de paz y de perdón, estrella de nuestro camino.

Y nuestro beso a ti, en nuestro último respiro, nos sumergirá en una ola de luz, en la visión de la Madre amada y del Hijo divino, anhelo de alegría de nuestro corazón con el Padre y el Espíritu Santo».

Amén.

LA HISTORIA DE NUESTRA SEÑORA REINA DEL ROSARIO Y DE LA PAZ

Del día 2 de mayo de 1994 al 2 de mayo de 1998, Jesucristo, María Santísima y San José, aparecieron a dos personas en el Amazonas, municipio de Itapiranga, Brasil.

Nuestra Señora se presenta como la Reina del Rosario y de la Paz para llamar a través de sus apariciones y mensajes celestes, al mundo entero a la conversión.

La primera persona que vio a la Virgen fue María del Carmen. Esto ocurrió el día 2 de mayo de 1994, en la ciudad de Manaos.

Edson Glauber, su hijo,  por primera vez escuchó la voz de la Virgen María cuando rezaba el Rosario en casa, un sábado 30/4/94 con su familia y algunos amigos.

Cuando María del Carmen estaba terminando el último misterio del Rosario, faltando tres Ave Marías del último misterio glorioso, fue sorprendida por una luz radiante, en la cual apareció una hermosa joven toda vestida de blanco, que tenía los pies delicadamente apoyados en una nube y con las dos manos, sostenía un rosario de cuentas color azul celeste.

Nuestra Señora, dijo: “Orad, orad”.

Por finales de mayo después de haber oído a la Virgen ha dando mensajes cortos, Edson la vio por vez primera.

La vio vestida como la imagen de Nuestra Señora Rosa Mística, toda de blanco con tres rosas: blanca, roja y amarillo dorado, que adornan el manto por debajo del cuello cerrado. Esta aparición duró sólo segundos. Fue rápida, pero dejó una profunda alegría en el corazón de Edson.

Edson describe este aspecto:

“Yo estaba en la habitación de mi hermano y comencé a rezar el Rosario. En la cómoda había una pequeña imagen de Nuestra Señora Rosa Mística. Era de mañana, más o menos las 10:00. Mi madre se unió a mí en la oración del tercer misterio, la imagen de la Virgen quedó iluminada y comenzó a crecer hasta convertirse en el tamaño de una persona. No vi mas nada.

Sólo a la Virgen que estaba frente a mi, viva y sonrreía, con las manos unidas en oración y que me miraba. Abriendo sus manos, fue bajando los brazos como si estuviese derramando gracias sobre nosotros y sobre el mundo. A continuación desapareció.

Esto duró aproximadamente 6 segundos. Fue muy rápido. Creo que si hubiera durado mas habría muerto, porque la emoción fue muy fuerte, parecía que mi corazón se saldría por la boca de tan sorprendido y emocionado que estaba.

Le pregunté a mi madre si había visto algo y me confirmó diciendo que prácticamente había visto lo mismo. Fue lindo. Nunca se me olvidará ese día. Era el 31 de mayo de 1994.”

En los días siguientes, la Virgen comenzó a venir toda vestida de blanco.

Vino a menudo como está representada en diferentes apariciones realizadas por el mundo o en sus imágenes. A veces lleva en su cabeza una corona de oro muy hermosa, con piedras preciosas y, a veces, estrellas de oro en número de 12, que formaba un bonito círculo.

El 21 de mayo de 1994, cuando rezba en casa con su familia y amigos, Edson le preguntó:

¿Quién se está apareciendo a mi madre y hablando conmigo?
Ella respondió:

“Yo soy la Bienaventurada Virgen María, la madre de Jesús!”

Nuestra Señora quiere ser conocida por sus apariciones en la Amazonia como la Reina del Rosario y de la Paz. Ella misma explicó que la razón por la cual apareció con dos títulos:

“Porqué quiero mostrarles que es con la oración del rosario que el mundo va a encontrar la paz”

[masterslider id=»4″]

 

2 Comentarios

  1. Que testimonio tan hermoso !!!lA mas dulce,tierna ,amorosa. La Stma Virgen.Gracias madre por tu amor y lllevarnos de la mano a tu hijo!.si, difundirla oracion,que Ella no puede dejar de escuchar. ELsANTO ROsario..

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here